Estocolmo.se
Pierre Schori: Así consiguió Suecia su puesto en el Consejo de Seguridad de las NU.


Suecia | Actualidad
Publicada:2017-09-16
Por Agencias

Con una antigüedad de medio siglo de opresión y lucha de resistencia, de emocionadas reuniones con camaradas de una misma generación.



Pierre Schori: Así consiguió Suecia su puesto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Pierre Schori fue representante especial del Ministro de Estado Sueco como candidato al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

¿Como fue posible ganar este lugar?
Aquí entregamos una información única de como fue el proceso.

El gobierno de la alianza derechista lidereado por Reinfeldt tuvo el foco de su política exterior, puesto en las relaciones de Europa del Este y los Estados Unidos, y la Socialdemocracia jugaba a obedecer Simón.

Me topé a menudo con aliados naturales con estas palabras: Uds.que nos ayudaron contra las dictaduras y por nuestras luchas de liberación habrían sido nuestra primera preferencia, pero prometimos nuestro voto hace más de un año".”
Se sentía como partir la maratón una hora después del pelotón de cabeza.

El ambiente en la reunión del 28 de junio del 2016 era de nerviosismo en la delegación Sueca cuando 193 países embajadores en las Naciones Unidas votarían por el nuevo delegado al Consejo de Seguridad para los años 2017-2018.

Nadie creía que seriamos elegidos en la primera vuelta por sobre Italia “ que siempre gana”  o la  Holanda tan rica de recursos. Esos dos paises habían comenzado su campaña un año antes que nosotros.

Las cifras cayeron como regalo divino, 134 por Suecia, 125 por Holanda y 113 por Italia.

Que nosotros ganáramos sobre Holanda fue una contribución de los paises pequeños.

La mayoría de las pequeñas y medianas Naciones estaban cansadas de las alianzas P5, G7 que las grandes potencias tenían.

Casualmente se cumplían 50 años de mi primera visita a Latinoamérica en 1966.
Con una antigüedad de medio siglo de opresión y lucha de resistencia, de emocionadas reuniones con camaradas de una misma generación, muchos de ellos ahora muertos, un par de ellos ejecutados por los verdugos de las dictaduras. De los sobrevivientes encontré tanto presidentes, ministros de Relaciones Exteriores o líderes de oposición. Se vive más largo en la política latinoamericana.

En el reencuentro surgió la expresión “deuda histórica” por el apoyo material y político a las luchas de resistencia igualmente como “ lazos de sangre con Suecia” por los miles de demócratas perseguidos que encontraron refugio y paz en nuestro país .

La Habana  que yo no había visitado desde 1995, fue emocionante. Me sorprendió el Aeropuerto modernizado, pagado por el Gobierno Canadiense, que envía un millón de turistas al año a la Isla. Una cifra que será prontamente superada por los norteamericanos. Interesante la conversación con Mariela la hija de Raúl Castro que desde su Centro Nacional de Educación Sexual dirige exitosamente los derechos de las minorías sexuales hbtq.

El Ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez que fue mi colega en NuevaYork, no pudo prometernos su voto” nos decidimos siempre tarde”. La colaboración que se había iniciado a través de SIDA- UD. ( Servicio Internacional de Desarrollo y Ministerio Sueco de Relaciones Exteriores) en 1969 donde yo integraba, comprendía utilidad mutua, entre otros, de becas para investigadores cubanos de diabetes, Cáncer y enfermedades tropicales. Lo interrumpió el gobierno Sueco de derecha de Carl Bildt en 1991.

Rodríguez propuso ahora una inversión común en tres partes, que combinaba problemas climáticos, apoyo médico y Timor Leste. Ahí había Cuba iniciado una Escuela de altos Estudios, para médicos, pero faltaba mucho. Suecia tenía competencia de punta que carecía en Cuba. Timor tenía necesidad de prevención en el país frente a catástrofes naturales.

Cuando regresé a Suecia me encontré con un titular del diario vespertino EXPRESSEN: ¿Que hacia Pierre Schori en Cuba?
Las mismas preguntas se hicieron después de Mi regreso de Hanoi. La respuesta fue la misma: Lo mismo que Obama hizo, a través del dialogo impulsar el desarrollo social y político entre los países.

El embajador norteamericano en La Habana Sr. De Laurentis estuvo por tercera vez en La Habana. Una comisión bilateral había formado grupos de trabajo para el  medio ambiente, Seguridad portuaria, normalización de correos, relaciones comerciales aéreas, resguardo de las costas, prevención frente a catástrofes naturales, y sanidad marítima. Igualmente debiera discutirse como en Europa el respeto a los derechos humanos.

La impresión más fuerte la recibí en Hanoi con la legendaria líder del Frente Nacional de Liberación Madame Bihn que me recordó el costo de la guerra, los millones de vietnamitas y cerca de 100.000 soldados norteamericanos muertos.
También fue profunda la impresión cuando un alto funcionario del partido comunista, me llevó aparte, para decirme que había traducido Ronja hija de Ladrones de la escritora Sueca Astrid Lindgren y que había estado en el parque Colina Juni (Junibacken) de la escritora en Estocolmo.

Suecia quería tener la oportunidad de ser miembro de la única organización mundial que tiene legitimidad para con decisión obligada de sus miembros trabajar por La Paz y justicia global. Sin Naciones Unidas reinaría la ley de la selva, y las Naciones pequeñas no tendrían posibilidad de sobrevivir. ¿Que sería del mundo hoy sin UNICEF, UNHCR y UNDP, sin los estatutos de las Naciones Unidas, la declaración de los Derechos Humanos, los Tratados por los derechos del niño y el importante y vital Acuerdo Climático y la prohibición de armas atómicas en Iran?

No fue solo por nuestros ojos azules que ganamos. Tampoco gracias a la fétida pesca de votos (periodista Anna Dahlberg Expressen). Este periódico crítico a la Ministro de Relaciones Exteriores Sueca, Margot Wallström por haber cuestionado las ejecuciones sin juicio civil que se realizan en Israel, para conseguir votos del mundo árabe.

Una clara motivación para mí es el choque entre la ambición del Gobierno Sueco para una nueva y activa posición en las Naciones Unidas, y la otra campaña de crear una mayoría por el ingreso de Suecia en la OTAN.

  1. Nuestra exitosa política de no alineación resultó la carta de triunfo.
    Pude proponer al Ministro de Estado Sueco nuestra Primera Declaración de Política Exterior: Decimos NO a la OTAN y SI a Palestina.
    Queremos un nuevo Impulso en las Relaciones con América Latina y Africa.

A nuestro favor teníamos también el haber ido en contra de la corriente de la Guerra Fría en el mundo occidental. Apoyamos la lucha anti colonial y de Liberación el Africa y sancionamos el Régimen de Apartheid de Sudáfrica. Condenamos la intervención bélica de EEUU en Vietnam y Afganistán. Apoyamos los movimientos de Resistencia contra las dictaduras militares en Latinoamerica. Igualmente que a Solidarnosc en Polonia y a Charta 77 en Checoslovaquia, contra los regímenes comunistas.

En Mozambique el mismo ambiente. Cuando en diciembre de 2015 solemnemente se recordó nuestras Relaciones Diplomáticas, el ex Presidente Chissano subrayó la importancia de la solidaridad Sueca en la lucha anti-colonial contra Portugal.

Todos los países de la OTAN , con excepción a veces de Holanda, habían indirectamente apoyado o estado pasitos frente a la guerra anti-colonial en Africa por su lealtad a los EEUU.

Ni nosotros ni la mayoría de los países miembros  que votaron por nosotros fueron afectados por una suerte de Nostalgia Olof Palme, como nuestros críticos dicen.
Pero el recuerdo de Palme y sus actos jugaron un papel importante en el éxito. Su extraordinaria y brillante fuerza y presencia sobresalía en el documental de la Televisión Sueca sobre Palme. Y que yo mostré en mis viajes. Así fue en la Cinemateca de La Habana, en la Academia Ho Chi Min en Hanoi, en el Teatro Avenida de Maputo y en las post-comunistas Riga y Triana.

En Montevideo frente a una multitud de público entre ellos refugiados retornados de Suecia y de otros países latinoamericanos, era el Embajador Harald Edestam quien estuvo en El Centro. Cuando la Embajada de Cuba  fue rodeada por los militares golpistas de Pinochet, izo  la bandera Sueca sobre el edificio cubano para proteger la vida de los refugiados  en su mayoría chilenos, pero también brasileños, argentinos, cubanos, peruanos, ecuatorianos y bolivianos.

Lo más espectacular de las operaciones de salvación contempló 54 uruguayos que de acuerdo a las informaciones serían fusilados al día siguiente. Edelstam y el Vicecónsul Bengt Oldenberg lograron liberar a los presos del Estadio Nacional y llevarlos a lugar seguro. Luego de la proyección de la película sobre Edelstam se levantaron de la platea para decir“ Nosotros fuimos de ese grupo de 54“.

El éxito de Suecia dependió de una muy bien pensada campaña, formulaciones claras y un trabajo minucioso del Gobierno y del Ministerio de Relaciones Exteriores. Eso generó confianza y credibilidad en nuestra exposición de una Suecia que quiere oír y dar voz a las “Naciones islas” y a las “minúsculas naciones” (como una editorial del Svenska Dagbladet nominaba despectivamente a nuestros interlocutores)

Pocos países pidieron ayuda económica. Tradicionales intercambio de votos de apoyo si hubo. El Embajador de Suecia en las Naciones Unidas, Olof Skoog, los comparo con el intercambio de dos simulaciones de Rooney contra una de Zlatan. Encontré sólo una vez una propuesta de darnos un voto a cambio de otro para un lugar en la Unesco 2015-2019 para que el país en cuestión pudiese ser anfitrión de la Postunion internacional el 2020.

Nuestro tema principal en la Campaña fue:
Responsabilidad conjunta global y voto independiente. Como miembro de la Unión Europea no somos independientes, debemos tener lealtad a la común política exterior y de seguridad europea, levantaban los comentarios ignorantes.

En el Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas deben los Estados miembros su mayor lealtad a los Estatutos de las Naciones Unidas.

Gran Bretaña y Francia han conseguido que ningún acuerdo de los países europeos tenga espacio en el Consejo de Seguridad de las UN.

Como miembro permanente se exige una responsabilidad especial que sobrepasa la lealtad con otros estados europeos miembros.

Cada uno defiende sus propios intereses en el Consejo.

Suecia demuestra su independencia  a través de que como único miembro de la Unión Europea reconoce a Palestina y en octubre del 2016 voto el Gobierno Sueco en las UN, un prohibición al uso de las existentes y futuras armas nucleares . Así lo hizo también Finlandia, Irlanda y Austria., mientras que ninguna de las Naciones miembros de la OTAN apoyo la resolución .

Los partidos de oposición suecos han criticado esto. Han develado un proceso de preferencias por integrarse a la OTAN. Necesitamos un “paraguas nuclear” dicen los Liberales. Los Moderados ( derecha tradicional) muestran preocupación ante un empeoramiento con la OTAN y las dificultades para una próxima participación en el bloque.

Muchos votaron por nosotros por nuestra historia y por lo que prometemos hacer.
Esos países esperan que con nosotros en el Consejo de Seguridad se cumpla nuestro programa y manara de trabajar.

“Defender a los que lo necesitan y responder por lo que creemos” como lo expresó la Ministro de Relaciones Exteriores Margot Wallström.

Con Antonio Guterres tiene la Organización Mundial un independiente luchador por los necesitados. Lo demostró claramente como jefe encargado de los Refugiados en las UN.

Pero la partida dinámica que Suecia se había propuesto con el nuevo Secretario General de las UN se ven entorpecidas por el nuevo Presidente de los EEUU. Donald Trump hereda un Gobierno en permanente pie de guerra, en batallas activas en 6 países con aviones no tripulados, fuerzas especiales y propias leyes de guerra.

Trump tendrá todo el poder que le da el Congreso además del programa secreto que la CIA y la NSA maneja junto al aparato de Seguridad de la Nación que se ha duplicado en tamaño y que desde hace largo tiempo ha burlado los controles democráticos , como escribió Mark Daner en New York Review Av Books recientemente.

Logran Trump y Putin crear una división de trabajo informal para resguardar sus zonas de intereses, arriesgan los Estados menores y los Derechos Humanos a quedar atrapados.

El rol de Suecia como voz independiente de  defender el diálogo y la mediacion, el desarme y la prevención de conflictos resulta más difícil y aún más importante de lo que podíamos imaginar.

Fuente:ETC
(traducción Igor Cantillana)


Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Suecia

✅ SUECIA: Elección Presidencial de CHILE el 19 de noviembre.
✅ Suecia: Millonaria inversión en inteligencia artificial y computadores cuánticos
✅ Suecia: Portugal encuentre una solución para recaudar impuestos a los suecos
✅ Los ocho ingredientes que crearon el modelo sueco
✅ Por qué Suecia es ahora el mejor país del mundo

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel