Estocolmo.se
Sellos para combatir la obesidad: cómo identifican en Chile la comida chatarra


Chile | Salud
Publicada:2018-03-08
Por Agencias

Ante tasas de obesidad que se han disparado, el gobierno chileno ha librado una guerra contra la comida chatarra.



Foto: estocolmo.se


Sellos para combatir la obesidad: cómo identifican en Chile la comida chatarra

El gobierno chileno, en respuesta a un aumento en las tasas de sobrepeso y obesidad, ha emitido restricciones que los expertos dicen son de las más ambiciosas en el mundo, enfocadas principalmente en el etiquetado de alimentos poco saludables. Pero ¿han funcionado?

SANTIAGO – Se deshicieron del Tigre Tony. Desaparecieron a Chester Cheetos. Prohibieron los Kinder Sorpresa, aquellos huevitos de chocolate que incluyen un juguete.

Ante tasas de obesidad que se han disparado, el gobierno chileno ha librado una guerra contra la comida chatarra y poco saludable con una serie de restricciones en la publicidad, rediseños obligatorios de los empaques y reglas sobre los etiquetados que buscan transformar los hábitos alimentarios de los 18 millones de habitantes del país sudamericano.

Los expertos en nutrición mundial dicen que las medidas son el intento más ambicioso de cambiar la cultura alimentaria de un país y podrían convertirse en un modelo para darle un giro a la tendencia de una epidemia de obesidad global que, según estimados de investigadores, ha contribuido a cuatro millones de muertes prematuras al año.

Los costos médicos de la obesidad suman el 2,4 por ciento de todos los gastos en cuidado de salud en Chile. Para 2030, la cifra podría aumentar al cuatro por ciento.
“Es difícil exagerar lo significativas que son las acciones de Chile, o lo difícil que ha sido llegar a este punto al enfrentarse a las presiones típicas”, dijo Stephen Simpson, director del Centro Charles Perkins, organización académica enfocada en temas de nutrición, ciencia y políticas públicas sobre obesidad. Las industrias multimillonarias de alimentos y refrescos han ejercido esas presiones con éxito en otros países para frenar las regulaciones de este tipo, escribe Andrew Jacobs en el nytimes.com.

Desde que comenzaron a implementarse las reglas en la materia, que entraron en vigor en 2016, gigantes como Kellogg han tenido que deshacerse de los personajes animados de sus cajas de cereales azucarados; también se han dejado de vender dulces como el Kinder Sorpresa que buscan atraer a los consumidores más jóvenes con baratijas y regalitos. La ley también prohíbe la venta de muchos tipos de comida chatarra como helado, chocolates y papas fritas en las escuelas chilenas y veta que esos productos sean publicitados durante programas televisivos o en sitios web dirigidos a públicos infantiles.


Los alarmantes resultados entregados por el Mapa Nutricional 2017 de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) arrojaron que gran parte de las y los alumnos con obesidad están en el extremo sur del país.

Según el estudio, aplicado a más de 806 mil escolares de pre kinder, kinder, primero básico y primero medio, las regiones de Aysén y Magallanes son las que tienen los mayores porcentajes de estudiantes con la condición.

En el caso de esta última preocupa que uno de cada tres escolares de 1° básico sea obeso (33,4%), lo que la posiciona por sobre el promedio nacional en casi 10 puntos porcentuales.

Lo anterior no es una excepción en la Región de Magallanes, puesto que además contabiliza una gran cantidad de estudiantes con obesidad en pre kinder y primero medio: 25,7% y 20,5%, respectivamente.

Las medidas de contrapeso para la zona sur del país se deberán hacer más específicas, sumando además las ya establecidas: reducción de azúcar, huertos escolares, recreos entretenidos, pulseras inteligentes y salad bar, entre otros.


Catorce años después, según la ENS 2016-2017
En el año 2003, cuando se realizó la primera Encuesta Nacional de Salud (ENS), el 61% de la población mayor de 17 años tenía exceso de peso, es decir, sufría sobrepeso, obesidad o eran obesos mórbidos. Este último grupo representaba al 1,3% de la población, unas 148 mil personas.

Catorce años después, según la ENS 2016-2017, dada a conocer en diciembre, el 74% de la población tiene exceso de peso y 470 mil viven con obesidad mórbida (3,2% de la población).

Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 3,2% de la población del país es obesa mórbida, el triple que hace 15 años. El grupo entre 30 y 49 años es el que presenta la mayor prevalencia. El 4,9% de este segmento tiene esta condición.
Fernando Vio, investigador del Instituto de Nutrición y Alimentos (Inta) de la U. de Chile, señala que el incremento de la obesidad mórbida es sin duda lo “más impresionante” de la última ENS. “Este es un problema muy grave por la incapacidad que representa por la obesidad en sí, pero más aún por las co-morbilidades que trae consigo. El incremento de la obesidad mórbida es un fenómeno nuevo en el país que va a significar una gran carga de enfermedad y altísimos costos para la atención médica. Antes solo se veía en EE.UU. y cuando viajábamos a ese país nos impresionaba el número de obesos mórbidos. Hoy si caminamos por las calles de cualquier ciudad vemos los obesos mórbidos que hasta la década del 90 no se veían en Chile. En la década del 80 la prevalencia de sobrepeso y obesidad era muy baja en Chile y no existían los obesos mórbidos”, reflexiona.


Conferencia Regional para América Latina y el Caribe
El día de ayer (07/03/2018) en Jamaica empezó la Conferencia Regional para América Latina y el Caribe, a cargo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Durante los temas a debatir, se expuso que el Perú es el tercer país de la región que presenta más casos de sobrepeso y obesidad. México y Chile

Las personas deben tener consideración que el sobrepeso se genera por dos razones principalmente, la nula actividad física o el consumo de comidas rápidas, ya sean las procesadas, azucaradas o con grasas.

Apenas dos de cada diez niños realizan actividad física cinco veces a la semana. Esto no solo es un tema de salud personal, también es un problema para el Estado y la salud pública”, expresa de forma preocupante Lena Arias, especialista en Nutrición y Seguridad Alimentaria del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP).

Por otra parte, esto podría generarles varias enfermedades, como diabetes, males cardiacos, entre otros. “Normalmente estas enfermedades aparecen pasados los 40 años. Sin embargo, en este momento, encontramos gente que las desarrolla antes de los 30 años. Esto es producto de los malos hábitos alimenticios durante la infancia y adolescencia”, aseguró Arias.


Fuente:
NYT
ADN91.7
La Tercera







Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Chile

✅ Obispos que se inclinan por el camino de la transparencia, en cambio otros se adhieren al silencio
✅ Presidente de Palestina asegura que quiere fortalecer relación con Chile
✅ Mirko Macari
✅ Cadem: el 34% de las mujeres declaró haber sido víctima de algún tipo de acoso sexual
✅ Wilfrid Fidelel: Chile me enseñó la miseria

Te puede interesar!



Obispos que s...


Industria del p...


Cadem: el 34% d...




¿El ensayo de ...


China compite p...


La realidad no ...

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel