LA PUNTA DEL ICEBERG


Suecia | Columna de Cándido
Publicada:2011-11-03
Por Cándido

La semana previa al ingreso en la melancola de noviembre, sigui siendo escenario de dramticos acontecimientos, entre los que cabe destacar la prolongada, irresuelta y segn algunas voces, antesala de una catstrofe de dimensiones bblicas, crisis de la Eurozona.




Que tiene como epicentro las finanzas pero excede largamente ese aspecto. El festejado asesinato de Gaddafi, sigui presente en los medios, que intentaron atenuar la sensacin de nusea e inquietud que haban despertado ante su exhibicin de una crueldad que hasta ahora se crea exclusiva del terrorismo de algunos Estados. Ese terror blanco que se encubre con frases seductoras como misin humanitaria, devolver la esperanza, en el que los verdaderos cerebros de la operacin delegan en otros, generalmente mercenarios, la ejecucin de los crmenes. Y en los actores mediticos, poltlogos y expertos de diversa procedencia, los anlisis justificatorios.

Completando ese escenario global apenas descrito, inundaciones, terremotos, deshielos, y consecuentemente, millones de desplazados que buscan un lugarcito en un mundo que ya alberga 7.000 millones de los cuales al menos mil millones comen mal o no comen, queda poco margen para seguir negando que el cambio climtico es una realidad acuciante. Como ocurre habitualmente en los medios, mayoritariamente instrumentos del mercado todopoderoso.

Con mayor o menor destaque, segn los intereses predominantes, los medios suecos se hicieron eco de lo acontecido, pero enfatizando los problemas domsticos. Reconociendo que la crisis de Europa, tendr efectos negativos en este pas. Algo que, hasta muy recientemente, los magos de las finanzas del gobierno conservador, y los medios a su servicio, negaban o minimizaban. No sern realidad los clculos alegres sobre creacin de empleo, de crecimiento, y las pensiones y programas sociales sufrirn recortes.

No obstante estos hechos que merecan un debate, prefirieron dedicar amplios espacios a rematar la operacin de acoso y derribo al lider socialdemcrata Hkan Juholt y a su partido al que, con la colaboracin de algunos cuadros del mismo, que cuesta imaginar cmo llegaron a tales, describieron una especie de decadencia irreversible. El programa Agenda de la SVT , que culmin la semana, y que anunci la discusin del revisionismo histrico sobre el rol del Partido Conservador, convertido ahora en Nuevos Conservadores (Nya Moderata) se las ingeni para, con la ayuda de los mencionados cuadros reiterar la crisis de los socialdemcratas.

Varios hechos posteriores al Caso Juholt ponen en evidencia que hay incluso ministros y parlamentarios que han incurrido en olvidos, descuidos, desconocimientos, han rectificado y devuelto o dejado de percibir el dinero mal recibido, sin que nadie salvo alguna denuncia periodstica aislada haya cuestionado y menos montado una campaa de la magnitud del caso mencionado. Sin perjuicio de que no hayan sido delitos en el sentido jurdico de la expresin, son la consecuencia de un sistema legal corrupto. Y quienes se han beneficiado, sabindolo o no de ello, son moralmente censurables. Y mucho ms polticamente pues estn obligados a dar el ejemplo.

Precisamente en estos das se ha hecho pblico que el sueldo de los parlamentarios, que actualmente es de 54.000 coronas (USD 8.200) mensuales, ha sido aumentado en 3.000 coronas. Y que los presidentes y vice de las distintas Comisiones del Parlamento, reciben
entre 15 mil y 20 mil coronas ms. Adems de los ya referidos para los que tienen registrados dos domicilios.

En toda poca, pero mucho ms en tiempos de crisis en que siempre los sacrificios recaen sobre los ciudadanos, la actitud de estos representantes del pueblo custodios de la democracia, pone en evidencia que carecen de toda autoridad moral para el desempeo del cargo.

Como si no bastara para restarle toda credibilidad a una democracia (gobierno del pueblo) en la que la nica participacin ciudadana es la de depositar su voto una vez cada cuatro aos, y entre tanto permanece totalmente al margen de las grandes decisiones que le conciernen directamente, privatizacin de bienes estatales, participacin en guerras provocadas por intereses ajenos, y otras decisiones, desestimando expresos y reiterados pronunciamientos populares, esta profunda brecha en las condiciones materiales de electores y elegidos es un escarnio y una inmoralidad que invalida el sistema.

Las inmoralidades individuales son la punta del iceberg. Que impregna el comportamiento de las lites polticas y financieras. Que son las que han provocado, por accin u omisin, el caos global que nos afecta. Y contra ellas ha surgido el movimiento, tambin global, de los jvenes indignados que no podr ser desestimado.
02-11 - 2011

Comparte


Noticias relacionadas de Suecia

✅ El miedo se extiende en los suburbios
✅ Ahora se trata de poder actuar con rapidez si es necesario
✅ Quiénes somos
✅ Los medios extranjeros y la estrategia sueca
✅ Astra Zeneca pausa prueba de vacuna tras caso de enfermedad

Te puede interesar!

Ahora se trata de poder a
Chile: Cómo se construye
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has

Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo