Estocolmo | Crónicas urbanas

Metiendo mal el dedo.


Por Alejandro Fischer Alquinta*
Publicada:2011-11-06

El jueves 3 de noviembre, empec a hilvanar, redactar, aterrizar las ideas y vivencias para el comentario radial y escrito de esta semana...tres horas de trabajo, mas investigacin, para no hablar por aparecer; digamos tres das de trabajo de 8 horas.


Ese da jueves, vino una amiga a cortarme el pelo, cuando quede bonito, continu expresando mis desvaros. Se hizo tarde, tenia que ir a dejarla a su casa; por agradecimiento de mi tonsura enflecada.

Apagu el computador, me salio la advertencia, creo yo, si quera guardar el documento; en forma automtica, sin leer, ni menos ver o mirar; met el dedo donde crea que tenia que meterlo. EL computador se sigui apagando, se apag.

Fui a dejarla, regreso y a las sabanas.

El viernes, hoy:

Busco el documento para ajustar. Los das que vienen estn apretados...Busco y busco...

Haba metido mal el dedo. Se fueron, mis preguntas se esfumaron, como un abrazo, un beso que nunca diste...que nunca fue...

Recuerdo que hablaba de las maravillas de la tierra madre, de las maravillas de los hombres.

Deca que nuestro planeta, es un minsculo grano de polen, en el universo inmenso.

Y, que el hombre, le perdi el miedo a los truenos, rayos, relmpagos. Amanso el fuego, dirigi las aguas.

Busco enloquecido los misterios.

Saboreo otros reinos, aprendi de la hoja, de los arboles y de la tierra. Enamorado del sol y la luna, de las estrellas; con ellos, hizo caminos en los mares y en la tierra.

As naci el Maz, la papa, el alel.

Conoci el miedo y lo reparti entre los hijos de la yuca...se hicieron las diferencias.

Las diferencias parieron la codicia, la envidia y la traicin.

Hablaba de la violenta quietud, del planeta tierra.

Mencionaba sus columnas : El Can del Colorado, Los Andes, el valle de la luna, el amazonas, el Orinoco, el Titicaca...

El tusilago humilde, que te enva la luz en tiempos de noche larga.

Hablaba de la tristeza de la naturaleza, de la tierra madre, ms antigua que el habitante; Se ofreci al hombre, agresiva, complicada, majestuosa, consciente, fecunda, carne, cruel, quieta, veloz, maravillosa, generosa, misteriosa, grcil, hermosa, ciega, perceptiva...

Nos equivocamos con ella...Al empezar nuestros primeros pasos, ella tenia miles de millones, infinitos tiempos construyendo.

La avaricia, sentimiento para ella desconocido, invento del hombre; le robo los compases, la armona de la flor, el corazn del Colibr, la paciencia de la hormiga... El Pingino no tiene donde dormir, la foca tampoco...

Una marea gigante levanta una ballena y la deja triste en la punta seca de un eucaliptos viejo.

Hablaba, no recuerdo en que tiempos; de la labor del hombre...

Anuncia en las ansias de pan: la libertad, el hambre, la democracia, la justicia, la igualdad.

Invento la muerte y la explotacin del hombre por el hombre...Esa explotacin, contradiccin infernal: Creo la habilidad infinita del hacedor.

El trabajo, rueda de la vida, de la historia: Roma, los tringulos de piedra de los Mayas, de los egipcios, la ciudad del Sol, Machu Pichu; los puentes: Khaju en Irn, el Gard, en Francia, el puente de Brooklyn...

La muralla China, El muro de Berlin, el muro De la Tortilla.

Hormigones gigantes para impedir la huida y entrada, a la tierra de las posibilidades, de la libertad; Estados Unidos de Norte Amrica.

No s que mano de obra se utilizara en otro muro; Para cubrir casi toda la frontera...1.123 kilmetros de indignidad y desprecio.

Tengo en mi alma un milagro, ventanas y puertas, colores,gente viviendo; desafiando gravedad y tiempo; colgando de cerros en volantn. No soy hijo tuyo, soy hijo del desierto... pero igual te amo, Val paraso; Hijo del habitante sabio.

Recuerdo que dije: por qu estas letras tan panfletarias?

La culpa la tiene Guillermo Teillier, presidente de mis creencias.

Al igual que Gladys y miles ms, son de mi generacin, por esas cosas de vivir, me robaron un costado del alma; No, me la pidieron, me pillaron asustado y se las di.

Ms bien, se la di a Luis Corvaln.

Cuando el susto se fue, era demasiado tarde; De una u otra manera, andaba contento, mirando para atrs y con los ojos como los Simpson. Algo de m, quedaba all abajo...cranme, gracias a ese robo, vivo entero y me hincho indignado; cuando un servidor de la informacin, que segn ellos, tienen la verdad...y el micrfono es del Imperio; dice, que entre los que estn, por ahora aniados y suecos, despus de aos, llevando la carretilla del Capital; que los Comunistas, son un mal necesario.

Se acabaran las piedras, pero los que te dije, nunca!

Aparte que nos comamos a los nios, ahora queremos hacer un golpe de estado y fascistas somos.

Que somos un mal, claro que somos un mal, un mal terrible para el Imperio y sus esbirros. Y necesario...Imaginenense que seria de ese pas del sur. Y no solamente de Chile, sino de todo el sur americano, sin el amor de Neruda, de Volodia, de Marta y Charo, de Atilio...Una vez, junto a Huentrelao, escuche en calles polvorientas de una aldea Turca, perdida en los cerros y recovecos milenarios ,a todo chancho, el Venceremos.

! Se me estrujo el guarguero!!.

Acaso creen que la democracia violada y desdibujada aterrizo en Chile, porque la presin de la Democracia Cristiana, de los Socialistas...de todos los otros, hacan, que la Dictadura fascista del Imperio tambaleara....

!....pal que cree!!

Fueron las movilizaciones sociales, el derecho del pueblo a rebelarse, utilizando todas las formas de lucha, incluso, las mas violentas, si el terrorismo de Estado las usaba.

Las utilizaba en contra de un pueblo asustado, desarmado, hambriento de igualdad, de justicia y democracia.

Salud a Manuel Rodrguez, a Lautaro y a otros tambin. Al Luchin de Vctor, a la Amanda y al Manuel.

Esa es la verdad. Y no son los micrfonos del imperio. Son las galenas del obrero.

Hoy, son otros tiempos, pero el accionar es el mismo.

El pueblo en las calles, los estudiantes buscando sabiduras para el maana, valores y principios que no se encuentran en cualquier pilastra.

Trabajadores, padres y hermanos, barrios y cerros, poesa y canto...Al igual, que en el tiempo de lo oscuro y, al de media luz de ahora, (con disculpas al tango), seremos con orgullo y contento; para el Imperio:

! Un mal necesario!!

Muchas gracias






Noticias relacionadas de Estocolmo

✅ La violencia y el Pacto Social.
✅ El festival de cine de Estocolmo celebra su 30 aniversario, 6 - 17 noviembre
✅ Olga Tokarczuk y Peter Handke reciben el Premio Nobel de literatura 2018 - 2019
✅ Peter Handke a explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana
✅ Olga Tokarczuk, Premio Nobel de Literatura para 2018

Te puede interesar!

Sanna Marin, de 34 años,
La profunda derechizaci
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés