Suecia | Columna de Cándido

CAMBIO CLIMATICO Y PRIVATIZACIONES


Por Cndido
Publicada:2011-11-11

Con la crisis financiera como teln de fondo centrada en la eurozona pero de consecuencias globales- que nadie se atreve a pronosticar cundo ni cmo terminar- pero que en cualquier caso tendr efectos catastrficos de largo alcance, la realidad del calentamiento del planeta retorn al debate meditico en Suecia y otros pases como Italia, Francia y Espaa donde ya ha comenzado a cobrarse las primeras vctimas. En Suecia, el fenmeno climtico comparti espacio con el escndalo de las consecuencias de las privatizacines en sectores de la salud, a las que es tan propenso el gobierno acual.


En este caso concreto el tratamiento inhumano de los ancianos atendidos en residencias administradas por la empresa Carema.

El iceberg al que se aludi en esta columna la semana pasada a propsito del Caso Juholt comenz a mostrar algo ms que la punta, no solamente a travs del testimonio de algunos politlogos independientes, sino tambin en algunos sectores del espectro poltico. As los Partidos del Medio Ambiente y del Centro exigen rever algunos de los privilegios ms irritantes de que gozan los diputados que, en el mejor de los casos por mritos partidarios, pero ms frecuentemente por amiguismo, nepotismo u otros ismos, acceden al Parlamento. No importa el tiempo que permanezcan en el ni la calidad de la gestin cumplida, cuando cesan siguen cobrando una suculenta suma hasta cumplir 65 aos.

No es frecuente leer o escuchar informacin sobre los vnculos de buena parte de los parlamentarios con intereses empresariales, por lo que tambin perciben ingresos, lo que constituye, aunque ningn reglamento lo especifique, un inequvoco acto de corrupcin. Una investigacin periodstica reciente revel que 141 mociones registradas durante una legislatura, haban sido presentadas con la redaccin utilizada por los lobistas, sin modificacin alguna. La exigencia de una declaracin de bienes cuando se ocupa un cargo pblico, no rige para los parlamentarios suecos. Y muchos se niegan simplemente a contestar a la legtima curiosidad de los electores sobre dichos vnculos.

No obstante estos hechos y otros que fueron noticia, la ofensiva contra Juholt y el Partido Socialdemcrata tuvo un espacio preferente en la informacin de la semana. El motivo esgrimido fue un par de sondeos, un tanto anacrnicos si se tiene en cuenta que faltan tres aos para las prximas elecciones. El primero, al comienzo de la semana, referida a los partidos en general, que mostr que los socialdemcratas volvan a perder apoyo. El titular de la televisin pblica en su versin textada y/o en los noticiosos habituales, destac sistemticamente el retroceso castastrfico socialdemcrata. Pero cuando se conocan, en otra pgina sobre la misma informacin, las cifras obtenidas por cada partido, resultaba que salvo los Conservadores, los dems de la Alianza, Liberal y Centro, tambin disminuan, no se haba registrado ningn efecto Annie en el Centro, y los Democristianos, quedaban una vez ms por debajo del 4% mnimo para permanecer en el Parlamento.

En cambio entre los partidos de la oposicin, Izquierda y Verdes, especialmente estos, crecan considerablemente. A tal punto que en conjunto, la oposicin superaba, en dicha encuesta, por una mnima diferencia de un 0,6% a la Alianza. Una clara y de las ms frecuentes manipulaciones de los medios, la de que, sin faltar a la verdad, en este caso el nuevo retroceso socialdemcrata, se desplazaba, de la atencin del lector lo medular de la noticia.

Se justifica la alarma de esa comprobacin. Si despus de toda la campaa implacable desarrollada por los medios aliancistas por el caso Juholt los sondeos mostraban tan pobre resultado para la Alianza, era necesario contraatacar. Dos das despus se conoca el resultado de otro sondeo, que cotejaba las prefencias electorales respecto a los dos presumibles candidatos al cargo de primer ministro, Fredrik Reinfeldt y Hkan Juholt, que mostr cifras muy negativas para este ltimo. Aun admitiendo la validez de dichos resultados - es sabido que la mayora de las empresas de sondeos son parte del juego - en cualquier caso, era menos importante que los referidos a los partidos. Asi lo entendi el lder derrotado que rest importancia al hecho y aprovech para denunciar algunos de los temas que a su juicio revertirn la situacin.

Uno de ellos, el de la inhumana situacin de algunas residencias de ancianos gestionadas por la empresa Carema, es decir al amparo de la decisin privatizadora de la salud realizada por el gobierno conservador. La indignacin ha seguido aumentando al conocerse, a travs de campaas mediticas, cabe destacarlo, las multimillonarias prdidas para el Estado sueco debido a las maniobras impositivas de dicha empresa. Como siempre los responsables de las privatizaciones declaran que eso es inaceptable y esbozan alguna medida que si se aplica ser tarde, mal y talvez nunca.

Los dos grandes temas de la semana, la incmoda realidad de las catstrofes causadas por la contaminacin del medio ambiente, y la privatizacin de la sanidad, en los que el gobierno conservador actual tiene buena aparte de responsabilidad, son signo claros de que la crisis de credibilidad no es patrimonio exclusivo de la socialdemocracia..














Noticias relacionadas de Suecia

  Suecia: Stefan Löfven dimite como primer ministro

  Suecia sobre la fase desde el 1 de julio:

  El gobierno sueco de Löfven cae tras una votación histórica.


Te puede interesar!

Pegasus Project: Espionaj
Chile busca reactivar ser
Marcos Barraza, el operad


Argentina promulga histó
La teoría de la fuga de
La realidad no existe has
estocolmo



Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo