Mundo | Política

Acabemos con la reserva fraccionaria


Por Agencias
Publicada:2011-11-27

Qu les parecera a ustedes si le piden a un amigo suyo que les deje una plaza de garaje para guardar su coche y ste aprovechara para montar un rentacar con su coche y el de otros amigos incautos, alquilndolos los ratos que ustedes no hacen uso de l? Pues eso es exactamente lo que hacen bancos y cajas con el dinero que depositan en sus cuentas corrientes gracias al privilegio que a ellos, y slo a ellos, les concede el poder poltico. Y de esto es de lo que quisiera hablarles: de la reserva fraccionaria y de los problemas que origina.


Porque el problema fundamental de nuestro sistema financiero no es que unos gestores ms o menos capaces hayan arriesgado el dinero de sus accionistas invirtindolo en prstamos que, una vez estallado la burbuja y entrado la economa en crisis, es dudoso que vayan a recuperarse en la vida. Si ello fuera as, bastara con liquidar las empresas quebradas y sin visos de recuperar su viabilidad. Los accionistas y los acreedores habran perdido el dinero invertido, s pero, acaso no tienen riesgo todas las inversiones? Dganme una inversin sin riesgo que all pondr mis ahorros -y, por favor, no me digan que la deuda pblica-.

La cuestin es que lo que han arriesgado los gestores de bancos y, sobre todo, de esas cajas de ahorros semipblicas de nuestro sistema financiero aquel que fue de la champions en los das de vino y rosas no es el dinero invertido conscientemente por los accionistas y bonistas de estas entidades, sino el que han depositado en sus cuentas corrientes los seores clientes, ajenos al hecho de que el dinero de sus nminas, segn lo ingresaban en la ventanilla de su banco o caja, sala en direccin a un promotor en forma de prstamo hipotecario. Eso era antes, porque hoy en da ese mismo dinero va a ttulos de deuda pblica o, ms recientemente, a prstamos al FROB para recapitalizar cajas de ahorro en apuros.

Y el problema entonces no es slo de accionistas y acreedores, sino de muchas familias que, sin ser conscientes de que su dinero estaba siendo arriesgado en operaciones de crdito ms o menos estudiadas, pueden verse de la noche a la maana sin blanca si su banco o caja quiebra. Y todo ello por culpa de la reserva fraccionaria.

Qu es la reserva fraccionaria?

Expresado de manera muy simplificada, el sistema de reserva fraccionaria es el que permite a las entidades financieras dedicar a inversiones y prstamos el dinero que sus clientes depositan en sus cuentas corrientes, estando obligados nicamente a mantener una fraccin de los mismos a modo de reservas mnimas para atender las disposiciones de efectivo de sus depositantes. Esta fraccin es la que comnmente se conoce como coeficiente de caja. En la zona euro la fija el BCE desde 1999 y en la actualidad es tan bajo como un 2%.

No cabe duda de que se trata de un privilegio fruto de la alianza secular entre el estado y los bancos y cajas merced al cual stos pueden incurrir en apropiacin indebida, conducta tipificada en el artculo 252 del Cdigo Penal, sin ser por ello perseguidos: los que en perjuicio de otro se apropiaren o distrajeren dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble o activo patrimonial que hayan recibido en depsito, comisin o administracin, o por otro ttulo que produzca obligacin de entregarlos o devolverlos.

El que los gestores de una entidad puedan dormir por las noches con tan slo un 2% de los depsitos de sus clientes en caja se debe a que, por la ley de los grandes nmeros, es muy poco probable que sus clientes demanden de forma simultnea una cantidad total superior a esa fraccin. Y si puntualmente lo hacen, siempre pueden acudir a otros bancos, al mercado interbancario o, en ltima instancia, al banco central, para obtener temporalmente la liquidez necesaria. En todo caso, si todo marcha bien, al da siguiente habr nuevos ingresos de sus clientes en sus cuentas corrientes que contribuyan a restituir la normalidad y as poder devolver el prstamo a corto plazo.

El problema es cuando la cosa no marcha bien y las inversiones y prstamos, realizados con ms criterio poltico que de negocio, no les han ido bien a las cajas de ahorros, el resto de bancos se niegan a ofrecerles liquidez se cierra el interbancario y no son capaces de captar nuevos depsitos por muy alto que sea el tipo de inters ofrecido. Es entonces cuando al banco central se le acaba la paciencia e interviene: recapitaliza las entidades que es un eufemismo para no confesar que las nacionaliza y sustituye a sus gestores. Todo para evitar el mal mayor, ese fenmeno altamente improbable pero de altsimo impacto que es el temido y destructivo pnico bancario el cisne negro en terminologa de Nassim Nicholas Taleb.

Los efectos expansivos del crdito de la reserva fraccionaria

Pero aparte de ser un fraude, legitimado por el estado, pero fraude al fin y al cabo, la reserva fraccionaria interfiere gravemente en el mercado de dinero y de crdito, siendo una de las principales causas de los ciclos econmicos de boom y depresin.

Esto lo explica excelentemente el profesor Huerta de Soto en su libro Dinero, crdito bancario y ciclos econmicos. En esencia, los bancos y cajas actuando dentro del sistema financiero y operando con reserva fraccionaria, pueden multiplicar, en forma de crditos respaldados por nuevos medios fiduciarios, varias veces los depsitos iniciales de sus clientes. Todo ello partiendo de la nada.

Esta multiplicacin de los depsitos es equivalente a la emisin de billetes de banco sin respaldo porque los depsitos a la vista son, a todos los efectos, sustitutos monetarios perfectos: los utilizamos a diario para que nos ingresen la nmina, para domiciliar recibos varios, para pagar con nuestra tarjeta de dbito, o para extender talones. Dicho en plata, equivale a la falsificacin de moneda pero sin consecuencias penales por obra y gracia del privilegio comentado.

Cunto se multiplican depender del coeficiente de caja vigente, pero para hacernos una idea, si el coeficiente fuera del 10% se podra multiplicar hasta por 9 veces. Ni la impresora ms veloz de la Casa de la Moneda es capaz de generar tanto dinero con tanta eficiencia.



Las consecuencias perniciosas de la reserva fraccionaria

La reserva fraccionaria origina, pues, la concesin de prstamos que no estn soportados por el ahorro recuerden que el ahorro es lo que hay disponible para prestar/invertir de modo que esta expansin artificial del crdito nos lleva de nuevo a falsas estimaciones sobre los recursos realmente disponibles, induciendo errores de inversin generalizados.

Cuando se descubren los errores cometidos, sucede justo el proceso inverso a la multiplicacin. (1) La liquidacin de inversiones y devolucin de los prstamos, (2) el incremento de la morosidad y los crditos impagados, (3) la mayor prudencia de los bancos a la hora de prestar y (4) la retirada de fondos de los depositantes, que prefieren mantener una mayor parte de su dinero fuera del sistema bancario, actuarn justo en sentido inverso, revirtiendo la expansin previa y produciendo una deflacin contra la que nuestras autoridades monetarias llevan ya para cuatro aos luchando con tanto denuedo como poco xito.

En definitiva, si en mi ltimo artculo criticaba la manipulacin del dinero por parte del poder poltico por generar graves distorsiones en la economa real, no puedo sino criticar el sistema de reserva fraccionaria y proponer su abolicin si bien de forma gradual y controlada para evitar crisis venideras.

Fuente:elconfidencial.com/Antonio Espaa*
Antonio Espaa es Ingeniero de Telecomunicacin por la Universidad de Mlaga, MBA por el IESE y Mster en Economa de la Escuela Austriaca por la Universidad Rey Juan Carlos














Noticias relacionadas de Mundo

  Nadie está a salvo: el clima extremo afecta a todos los paises por igual.

  Ecosexualidad, venerar al planeta como fuente principal de fertilidad.

  ¿Cuántas horas de sueño son realmente necesarias para una buena salud?


Te puede interesar!

López Obrador y la irren
Chile busca reactivar ser
Marcos Barraza, el operad


Argentina promulga histó
La teoría de la fuga de
La realidad no existe has
estocolmo



Ultimas Noticias

De interés

Convención Constitucional - Chile
Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
estocolmo