Suecia | Cine

Breve historia del cine sueco


Por AFP-AP
Publicada:2010-09-02

El cine sueco recibi� su primer impulso decisivo gracias a la gran exposici�n de arte e industria de Estocolmo, en 1897. Fue entonces cuando se rodaron tambi�n las primeras cintas suecas. Se film� al rey Oscar II a su llegada a la exposici�n, y as� el monarca se convirti� en la primera estrella de cine. Durante los a�os del cine mudo, alrededor de 1920, Suecia se contaba entre los pa�ses de vanguardia del s�ptimo arte. Directores como Victor Sj�str�m y Mauritz Stiller hicieron varias pel�culas consideradas por sus contempor�neos como obras maestras, y como cl�sicos por la posteridad. Varias de esas cintas �como "La carreta fantasma" (K�rkarlen) y "El tesoro de Arne" (Herr Arnes pengar)� estaban basadas en narraciones de la Nobel sueca Selma Lagerl�f. Pero esa �poca de grandeza fue ef�mera. Sj�str�m y Stiller emigraron a Hollywood, acompa�ados de la estrella reci�n surgida Greta Garbo.


Al nacer el cine sonoro, a comienzos de los a�os 30, sus profesionales suecos abandonaron toda aspiraci�n art�stica y ambici�n internacional para caer en el provincialismo y el popularismo. En los c�rculos art�sticos y literarios el cine nacional se consideraba tan vulgar que lo calificaban de "verg�enza" para la cultura sueca. Alrededor de 1940 �cuando casi todo el resto de Europa se encontraba en plena guerra� se produjo un cambio debido a que el cine asumi� una funci�n importante en la defensa psicol�gica. La gravedad de ese per�odo de alerta militar exig�a nuevos temas e intenciones art�sticas paralelamente al uso escapista que se daba al celuloide. Directores como Alf Sj�berg y Hasse Ekman trajeron la esperanza de que Suecia volviera a ser un pa�s respetado en la cinematograf�a. Despu�s de la guerra, Suecia mantuvo su lugar cuando el moderno h�bito de celebrar festivales gener� una mayor demanda de pel�culas de valor art�stico. Algunos documentalistas, como Arne Sucksdorff, fueron elogiados repetidas veces en el �mbito internacional, y las pel�culas argumentales suecas merecieron una atenci�n cada d�a mayor. Alf Sj�berg conquist� su mayor triunfo en 1951, a�o en que gan� el Grand Prix de Venecia con "Se�orita Julia" (Fr�ken Julie). En 1952 Arne Mattsson sorprendi� al p�blico del festival de Berl�n �y de todo el mundo� con "Un solo verano de felicidad" (Hon dansade en sommar). Cuatro a�os m�s tarde entr� Ingmar Bergman en la escena internacional con "Sonrisas de una noche de verano" (Sommarnattens leende). Suecia volv�a a ser foco del inter�s cinematogr�fico mundial. Posteriormente, Ingmar Bergman se mantuvo en un lugar central del cine mundial mientras produjo pel�culas, y su fama no hizo m�s que crecer con los a�os. No ocurri� lo mismo con el cine sueco en general. Alrededor de 1960, la industria cinematogr�fica sueca sufri� una profunda crisis causada por el auge de la televisi�n. Gran parte del p�blico abandon� las salas de cine; la producci�n sueca se comercializ� y la mayor parte de los colegas y competidores de Bergman carec�an de vena art�stica. Esa situaci�n cambi� en 1963 al celebrarse un convenio de pol�tica cultural entre los productores y el Estado: la denominada "reforma cinematogr�fica". Mediante ella se liberaron importantes recursos econ�micos con la finalidad expresa de fomentar la realizaci�n de pel�culas de calidad. Gracias a la reforma pudo surgir una nueva generaci�n de cineastas originales que alcanzaron �xito: Jan Troell, Bo Widerberg, Vilgot Sj�man, Kjell Grede y otros. Al mismo tiempo se politiz� el cine sueco bajo el influjo de los vientos de izquierda de la �poca, con las consiguientes nuevas se�ales est�ticas y de contenido. Pero segu�a disminuyendo el p�blico de cine, y en buena medida el de pel�culas suecas. El cambio m�s positivo que se dio en los a�os 70 y 80 fue el avance de la mujer en el trabajo cinematogr�fico fuera de la actuaci�n. La estrella Mai Zetterling hab�a pasado a ser directora ya en los a�os 60. Le siguieron Gunnel Lindblom (tambi�n ex actriz), Marianne Ahrne, Marie-Louise De Geer Bergenstr�hle, Christina Olofsson, Suzanne Osten, Maj Wechselmann y otras cineastas. Como escritora, Astrid Lindgren ha sido una de las mujeres de m�s fuerte presencia en
el cine sueco, y gracias a ella las pel�culas suecas para ni�os fueron una atracci�n mundial durante varios a�os.


La gran explosi�n de los medios de difusi�n en la segunda mitad de los a�os 80, cambi� fundamentalmente las condiciones de la cinematograf�a. Hoy est� integrada en los medios que la rodean, y la producci�n de pel�culas se inscribe en el mercado de televisi�n, incluida la pagada, y del v�deo. Por la evoluci�n de los costos en la industria cinematogr�fica, la mayor parte de las pel�culas suecas actualmente se realiza en coproducci�n con un buen n�mero de financieros. En tal situaci�n, la cooperaci�n entre los pa�ses n�rdicos se ha convertido en un importante factor econ�mico del cine sueco.


G�NEROS CINEMATOGR�FICOS


El cine sueco se ha ganado una reputaci�n de fr�o, escueto y grave. Desde Sj�str�m y Stiller a la pel�cula para ni�os "Ronia, la hija del bandolero" (Ronja R�var-dotter), han sido motivos f�lmicos prominentes la naturaleza, las dificultades de la vida en com�n y la muerte. Han sido tan frecuentes en las cintas populares como en las grandes producciones y las obras de arte m�s comentadas. Pero el cine sueco no s�lo es ambiente severo y melancol�a. En buena parte trata del amor. �Basta con echar una ojeada a la lista de "pel�culas favoritas a trav�s de las �pocas"! La hilaridad �las comedias y farsas� casi siempre han tenido un fiel p�blico y asegurado la base econ�mica de la industria cinematogr�fica. En tiempos de crisis han sido ante todo los g�neros jocosos los que han sustentado el ramo. En los a�os 40, el cine sueco contaba incluso con un c�mico de renombre internacional: Nils Poppe. En tiempos m�s recientes, el discreto c�mico Lasse �berg ha cosechado �xitos en el pa�s (por ejemplo, con "El golfista por accidente" (Den ofrivillige golfaren, 1992), y no menos aplaudido ha sido el �dolo pop Bj�rn Skifs (entre otras, con la comedia de "suspense" "Enredos" (Strul, 1988). Toda una lista de aclamaciones ha merecido el grupo autor de "La banda J�nsson" (J�nssonligan), desde 1981, y del colectivo c�mico "Creadores de locuras y After Shave" (Galenskaparna och After Shave), por ejemplo, con Leif, 1987.


Los documentales han sido desde hace m�s de 80 a�os orgullo del cine sueco. Una larga tradici�n de documentar la naturaleza culmin� en la d�cada de los 50 en "La gran aventura" (Det stora �ventyret), c�lebre cinta de Arne Sucksdorff. Esa tradici�n lleg� a su perfecci�n en los a�os 60 y 70 gracias a Jan Lindblad y sus pel�culas sobre animales, de una ex�tica fascinaci�n. A ra�z del empe�o pol�tico en los a�os 60 nacieron documentales m�s orienta-dos a las cuestiones sociales. En 1968, "Los inadaptados" (Dom kallar oss mods), un inaudito estudio de problemas juveniles hecho por Jan Lindqvist y Stefan Jarl, marc� un hito en la historia del cine documental sueco. Jarl continu� con la misma tem�tica y los mismos personajes a lo largo de un proyecto sociol�gico de muchos a�os. La segunda pel�cula de la serie fue "Una vida respetable" (Ett an-st�ndigt liv, 1979) y la tercera, "La herencia social" (Det sociala arvet, 1993). Adem�s de Stefan Jarl hay toda una vigorosa generaci�n de documentalistas de cr�tica social. Y sus sucesores m�s j�venes en el g�nero son muy prometedores.


El cine infantil ha sido especialmente favorecido por el apoyo de la comunidad desde los a�os 50. Tambi�n se ha convertido en insignia de la cinematograf�a sueca, en un comienzo gracias a Astrid Lindgren y a las cintas "Pippa" (Pippi L�ng-strump), "Miguel el Travieso" (Emil i L�nneberga) y algunas m�s que tratan de otros h�roes de los p�rvulos. Casi todas las versiones cinematogr�ficas de cuentos de Astrid Lindgren han tenido buena acogida en el extranjero. Suecia tambi�n se ha considerado como precursora de un tipo de cine para ni�os m�s po�tico y serio, que ha merecido atenci�n internacional desde hace tres d�cadas. "Hugo y Josefina" (Hugo och Josefin), de Kjell Grede, sali� a la cartelera en 1967 y marc� la pauta de esa vertiente. A la misma categor�a pertenece la c�lebre "Los hermanos Coraz�n de Le�n" (Br�derna Lejonhj�rta, 1977), del director Olle Hellbom, sobre una narraci�n de Astrid Lindgren, y "Mi vida como perro" (Mitt liv som hund, 1985) de Lasse Hallstr�m. "Bert, el �ltimo virgen" (Bert � den siste oskulden), del director Thomas Alfredson, se cuenta entre las cintas infantiles destacadas de realizaci�n posterior (que incluyen tambi�n atracciones para adultos de buen humor). Como el cine para ni�os, tambi�n el de dibujos animados experiment� un auge en Suecia, donde desde los a�os 70 se ha venido formando un notable grupo de dibujantes h�biles y originales. El maestro Per �hlin (a quien se debe, entre otras pel�culas, "El viaje a Melonia" (Resan till Melonia, 1989) y Stig Lasseby, recientemente fallecido autor de "Pedrito Sin Cola" (Pelle Svansl�s, 1981), son dos de los que han hecho largometrajes, mientras que un buen n�mero de duchos dibujantes de personalidad muy heterog�nea y marcada se dedica al cortometraje. La brutalidad cada vez mayor, el desempleo, los conflictos de inmigrantes y la delincuencia juvenil han aportado en a�os recientes temas para pel�culas sobre problemas sociales. Algunas de ellas aprovechan las posibilidades que ofrece el tema plasmando excesos de consumo de drogas, violencia, sangre y sexo, mientras que otros tratan de abordar el tema con matices psicol�gicos y claridad sociol�gica. En los a�os 70, se consideraba, sin mucha justicia, que Suecia estaba a la vanguardia del cine pornogr�fico. Esa reputaci�n proven�a del hecho innegable de que varios de los mayores �xitos cinematogr�ficos en el �mbito internacional en las d�cadas inmediatamente anteriores, fueron de un erotismo bastante audaz. Pero el concepto de "Schwedenfilm" ("pel�cula a la sueca"), acu�ado en Alemania, pronto perdi� todo significado de nacionalidad. Lo que quiz� se pueda decir es que el cine sueco abri� las esclusas a la pornograf�a de celuloide, pero no ha aportado mayor caudal a esa corriente.


PEL�CULAS FAVORITAS A TRAV�S DE LAS �POCAS


El personaje de cine sueco que ha atra�do el mayor p�blico ha sido un escanio muy metido en carnes, de sonora voz y gestos c�micos: el actor Edvard Persson (1888�1957). En sus mejores a�os, antes y despu�s de la segunda guerra mundial, sus pel�culas registraron millones de espectadores en las salas suecas. En la posguerra, su equivalente en popularidad fue el actor John Elfstr�m, que en 19 cintas hizo exageradas y grotescas caricaturas de campesinos en la serie �sa-Nisse, constantemente atacada por los cr�ticos, aunque �al menos las primeras� gozaron de un enorme favor del p�blico rural. En 1951 se estren� el mayor �xito de la historia cinematogr�fica sueca hasta hoy: "Un solo verano de felicidad" (Hon dansade en sommar), de Arne Mattsson: una obra que, si bien tiene muchas cualidades, debi� su fuerza de atracci�n principalmente a los osados desnudos de Ulla Jacobsson. Hubo que esperar diez a�os hasta que a "Un solo verano de felicidad" le quitara la predilecci�n del p�blico otra historia f�lmica, de tierno erotismo, enmarcada en la noche estival sueca. Esta vez era la pareja de Christina Schollin y Jarl Kulle la que se ba�aba desnuda: con sus 2.800.000 espectadores, "�T� crees en �ngeles?" (�nglar finns dom?) sigue registrando la cifra de p�blico m�s alta de los cinemat�grafos suecos. El director Lars-Magnus Lindgren logr�, en 1964, un extraordinario triunfo comercial m�s, con los mismos actores y la misma franqueza er�tica. "Adorado John" (K�re John) fue el �xito cinematogr�fico m�s rotundo de Suecia en el extranjero hasta 1967, cuando su taquilla fue triplicada por otra producci�n: "Soy curiosa � amarillo" (Jag �r nyfiken � gul), de Vilgot Sj�man, que tambi�n tra�a sensacionales escenas er�ticas. Ese r�cord lo sigue manteniendo despu�s de 30 a�os.


ESTRELLAS DE FAMA INTERNACIONAL


La contribuci�n de Suecia a la historia del cine incluye la exportaci�n de un asombroso elenco de int�rpretes, en su mayor�a mujeres. La principal de ellas ha sido Greta Garbo, que tras un par de pel�culas mudas rodadas en Suecia emigr� a Hollywood acompa�ada de Victor Sj�str�m y Mauritz Stiller. La Divina se convirti� en el prototipo de la estrella a lo largo de muchos a�os con Ana Karenina (1927 y 1935), "Orqu�deas salvajes" (A Woman of Affairs, 1929), "La reina Cristina de Suecia" (Queen Christina, 1934), "La dama de las camelias" (Camille, 1937) y Ninotchka (1939). La siguiente superestrella sueca de Hollywood fue Ingrid Bergman. Se la llevaron en 1939 para que actuara con Leslie Howard en la versi�n estadounidense de la renombrada pel�cula sueca Intermezzo, y hasta su muerte fue objeto de la admiraci�n internacional. En Hollywood actu� con Humphrey Bogart en Casablanca, con Gary Cooper en "Por qui�n doblan las campanas" (For Whom the Bell Tolls), con Charles Boyer en "Luz que agoniza" (Gaslight), con Bing Crosby en "Las campanas de Santa Mar�a" (The Bells of St. Mary) y con Gregory Peck en "Recuerda" (Spellbound). Despu�s de Ingrid Bergman cogieron rumbo de EE.UU., entre otras, Signe Hasso, Marta Toren, Viveca Lindfors, Mai Zetterling y Anita Ekberg, para convertirse all� en estrellas m�s o menos luminosas, de esplendor m�s o menos duradero. Posteriormente, tambi�n Lena Olin se traslad� a Norteam�rica, lo mismo que Pernilla August. Durante el nazismo, las actrices suecas Zarah Leander y Kristina S�derbaum llegaron a ser grandes divas del cine alem�n. Algunas int�rpretes prominentes de Suecia alcanzaron reputaci�n mundial en los a�os 50 y 60, gracias a su actuaci�n en pel�culas de Ingmar Bergman. Entre ellas se cuentan Bibi Andersson, Harriet Andersson, Eva Dahlbeck, Ingrid Thulin, Gunnel Lindblom y Liv Ullman (nacida en Noruega). Todas ellas han sido contratadas en la industria cinematogr�fica internacional. De los actores de Bergman fue Max von Sydow el que logr� llegar a ser una estrella internacional. En la producci�n norteamericana ha encarnado los m�s variados personajes, desde el Jes�s de "La historia m�s grande jam�s contada" (The Greatest Story Ever Told) hasta toda suerte de seres demon�acos de pel�culas de terror y de misterio. Otros caras suecas que han conquistado celebridad en Hollywood desde 1970 �algunas relacionadas con el cine de Ingmar Bergman� han sido Erland Josephson, Peter Stormare, Stellan Skarsg�rd, Bo Svensson y Dolph Lundgren.


INGMAR BERGMAN


El director Ingmar Bergman es la mayor celebridad que ha tenido el cine sueco en toda su historia, y tambi�n el m�s reputado director de teatro del pa�s. Al comienzo de su carrera tropez� con una fuerte resistencia de los productores y la cr�tica, pero desde el �xito mundial de "Sonrisas de una noche de verano" (Sommarnattens leende, 1955) ha sido el centro de una permanente atenci�n internacional. Algunas de sus cintas m�s comentadas son: "Prisi�n" (F�ngelse, 1949), "Un verano con M�nica" (Sommaren med Monika, 1953), "El s�ptimo sello" (Det sjunde inseglet, 1956), "Fresas salvajes" (Smultronst�llet, 1957), "El silencio" (Tystnaden, 1963), Persona (1966) y "Gritos y susurros" (Viskningar och rop, 1973). El mismo Bergman asegura que "Fanny y Alexander" (Fanny och Alexander, 1982) es su �ltima pel�cula, lo cual no le ha impedido escribir posteriormente guiones para otros directores.


LA REFORMA CINEMATOGR�FICA


En 1963 se llev� a cabo la reforma cinematogr�fica sueca: un ingenioso plan del pol�tico cultural socialdem�crata Harry Schein. Mediante un acuerdo entre el Estado sueco y la industria cinematogr�fica se aboli� el impuesto del 25% sobre diversiones que pesaba sobre las entradas de cine. En compensaci�n, los propietarios de salas de proyecci�n se comprometieron a abonar el 10% de la taquilla al Instituto de Cinematograf�a de Suecia (Svenska Filminstitutet), una fundaci�n que se acababa de crear. La mayor parte de esos ingresos se destin� al fomento de la producci�n cinematogr�fica de calidad en Suecia. La clave de ese sistema era que tambi�n el producto de cintas extranjeras subvencionara la cinematograf�a sueca. La eficacia que en un comienzo tuvo la reforma cinematogr�fica ha mermado paralelamente a la concurrencia de espectadores al cine. El convenio se ha ajustado, complementado y ampliado en varias ocasiones. A las partes originales se han sumado el ramo de v�deo y las empresas de televisi�n suecas. Las subvenciones anticipadas a la "producci�n sueca de pel�culas valiosas" son distribuidas por algunos asesores de cine que asumen una gran responsabilidad personal. Adem�s de su actividad de fomento, el Instituto de Cinematograf�a ejecuta muchas labores de cultura cinematogr�fica de otra �ndole (biblioteca, archivo, cinemateca, restauraci�n de pel�culas, etc.). Para esos cometidos recibe asignaciones especiales del Estado. El Instituto tiene su sede en la Casa del Cine (Filmhuset) de Estocolmo, donde est�n instaladas, adem�s, la facultad de cinematograf�a de la Universidad de Estocolmo y el Instituto de artes dram�ticas (Dramatiska Institutet): las dos entidades suecas m�s importantes en la investigaci�n te�rica y la formaci�n pr�ctica, respectivamente, en el campo de la cinematograf�a.

OSCARES SUECOS


El prestigioso "Oscar", o Academy Award de la Academia de Cine de EE.UU., ha sido otorgado a los siguientes cineastas y pel�culas suecas:


1944: Ingrid Bergman �el mejor papel principal femenino en "Luz que agoniza"(Gaslight)
1948: "El ritmo de una ciudad" (M�nniskor i stad) �el mejor cortometraje documental (director: Arne Sucksdorff)
1951: Kon-Tiki �el mejor documental (productor: Olle Nordemar)
1954: Greta Garbo �Special Award
1956: Ingrid Bergman �el mejor papel femenino en Anastasia
1960: "El manantial de la doncella" (Jungfruk�llan) �la mejor pel�cula extranjera (director: Ingmar Bergman)
1961: "Como en un espejo" (S�som i en spegel) �la mejor pel�cula extranjera (director: Ingmar Bergman)
1970: Ingmar Bergman �Irving G Thalberg Memorial Award
1973: Sven Nykvist �la mejor fotograf�a, en "Gritos y susurros" (Viskningar och rop)
1974: Ingrid Bergman �el mejor papel secundario femenino, en "Crimen en el Orient Express" (Murder on the Orient Express)
1983: Anna Asp �la mejor decoraci�n, en "Fanny y Alexander" (Fanny och Alexander)
1983: "Fanny y Alexander" �la mejor pel�cula extranjera (director: Ingmar Bergman)
1983: Marik Vos �el mejor vestuario, en "Fanny y Alexander"
1983: Sven Nykvist �la mejor fotograf�a, en "Fanny y Alexander"
1988: "Pelle, el conquistador" (Pelle Er�vraren) �la mejor pel�cula extranjera (direcci�n: Bille August)
1995: Per Hallberg �los mejores efectos sonoros, en Braveheart.

CENSURA DE CINE


Suecia tiene la censura de cine m�s antigua que a�n ejerce sus funciones. La autoridad de censura, la Oficina estatal de inspecci�n de cinemat�grafos (Statens Biografbyr�), se instaur� en 1911 a petici�n de los opositores del cine y del ramo cinematogr�fico. En general ha reinado la armon�a entre el ramo y la censura. En tiempo de paz, las intervenciones y prohibiciones de la censura s�lo pueden justificarse por razones de higiene mental. Su principal tarea ha sido evitar que los menores sufran da�os ps�quicos por el cine. Los censores pueden permitir una pel�cula para todas las edades o establecer para ella una edad m�nima de 7, 11 � 15 a�os, seg�n el caso. Tambi�n pueden adoptar la decisi�n de cortar partes de una cinta o simplemente prohibirla. En algunos casos, las medidas aplicadas �u omitidas� por la censura han suscitado agitados debates, como ocurri�, por ejemplo, con la prohibici�n de 491 de Vilgot Sj�man y la aprobaci�n de "El silencio" de Ingmar Bergman el mismo a�o. En varias ocasiones, la justificaci�n de la censura cinematogr�fica ha sido cuestionada por cr�ticos y pol�ticos. Pero hasta ahora han fracasado todos los intentos de abolirla, principalmente debido a que el ramo no sabe a ciencia cierta qu� consecuencias traer�a tal decisi�n.


COMPA��AS PRODUCTORAS


AB Svensk Filmindustri (SF) ha sido, a lo largo de m�s de 75 a�os, la mayor sociedad cinematogr�fica del pa�s. Fue fundada en diciembre de 1919 por fusi�n de las dos principales compa��as del ramo que exist�an: Svenska Bio y Skandia. De esa forma, la SF ha quedado asociada con todos los grandes cl�sicos del cine mudo. Desde la d�cada de los 20, la SF se ha mantenido como productora m�s activa y propietaria de la mayor cadena de cines de Suecia. En 1948 se llev� a cabo otra fusi�n de gran magnitud: a la SF se incorpor� AB Europa Film, otra empresa importante de vieja tradici�n. Ya desde comienzos de los a�os 30, la AB Europa Film hab�a sido una de las principales del pa�s, como propietaria de cinemat�grafos y como productora. Desde comienzos de los 80, el consorcio Bonnier �una de las mayores empresas de medios de difusi�n de Suecia� es copropietaria de la SF. �sta participa activamente en casi todos los sectores de medios y desarrolla actividades tambi�n en el extranjero. En los �ltimos a�os, la SF ha producido, entre otras cintas, Hamsun de Jan Troell y "Ad�n y Eva" (Adam & Eva), una celebrada comedia de M�ns Herngren y Hannes Holm. La Sandrew Film AB tuvo su origen a fines de la d�cada de los 20. El comerciante en ultramarinos Anders Sandrew, fundador de la empresa, empez� por abrir una cadena de salas de proyecci�n en Estocolmo. En la d�cada de los 40, la sociedad se convirti� en una importante compa��a productora. Como empresario constructor de cinemat�grafos, Sandrew Film AB ha sido un pionero tambi�n en a�os m�s recientes: tiene varios teatros en Estocolmo y adem�s, intereses en el mercado de cine, televisi�n y v�deo de los pa�ses vecinos. Sandrew Film AB produjo hace poco la cinta Alfred, de Vilgot Sj�man, que trata del inventor Nobel, y tambi�n es uno de los principales productores de "El oratorio de Navidad" (Juloratoriet), de Kjell-�ke Andersson, obra basada en la novela de G�ran Tunstr�m. Sveriges Television, SVT, es un factor importante en la vida cinematogr�fica de Suecia. No s�lo produce pel�culas propias para distribuci�n en cines y para la "pantalla peque�a", sino que tambi�n participa como coproductora en muchas de las cintas realizadas. La principal secci�n productora de pel�culas de SVT es SVT Drama. Recientemente fue, por ejemplo, la principal productora de Jerusalem, de Bille August, y de "El oratorio de Navidad" de Kjell-�ke Andersson.


FESTIVALES


Anualmente se celebran en Suecia unos diez festivales de cine de diversa �ndole. Los dos m�s importantes son los internacionales de Gotemburgo, en febrero, y de Estocolmo, en noviembre. En el festival de cine de Ume�, en septiembre, se proyectan principalmente documentales; en el de Uppsala, en octubre, cortometrajes. BUFF son las siglas de un festival de cine para ni�os y adolescentes.


� Leif Furhammar (texto)

--------------------------------------------------------------------------------


Suecia tiene unos 8.800.000 habitantes. Anualmente registra 16 millones de entradas al cine. Hay aproximadamente 875 cines (y 1.200 salas) en el pa�s. Una entrada al cine cuesta en promedio 60 coronas suecas. Cada a�o se proyectan por primera vez en el pa�s unas 200 cintas, de las cuales 20 son financiadas en parte o totalmente con medios suecos. Varias de ellas son coproducciones con otros pa�ses, principalmente n�rdicos. La parte de las pel�culas suecas en la taquilla total del pa�s es del 20% aproximadamente. Cada a�o hay algunas pel�culas suecas que tienen �xito nacional. La mayor�a no cubre sus propios costos. En 1997 �a un siglo de la primera producci�n cinematogr�fica sueca� la favorita del p�blico es "Los cazadores" (J�garna) de Kjell Sundvall. Se trata de una cinta espectacular y violenta, y aunque trata una tem�tica de la regi�n m�s septentrional de Suecia se puede decir que est� hecha con un corte "norteamericano". La gran galardonada de este a�o de centenario es Hamsun, la pel�cula de Jan Troell sobre el genio, Nobel y nazi de Noruega. En el festival de 1997 del Instituto de Cinematograf�a de Suecia, conquist� cuatro de los grandes premios anuales ("carneros de oro"): el de la mejor pel�cula, el del mejor gui�n (Per Olov Enquist), el de la mejor actriz (Ghita N�rby) y el del mejor actor (Max von Sydow).













Noticias relacionadas de Suecia

  Suecia: Stefan Löfven dimite como primer ministro

  Suecia sobre la fase desde el 1 de julio:

  El gobierno sueco de Löfven cae tras una votación histórica.


Te puede interesar!

López Obrador y la irren
Chile busca reactivar ser
Marcos Barraza, el operad


Argentina promulga histó
La teoría de la fuga de
La realidad no existe has
estocolmo



Ultimas Noticias

De interés

Convención Constitucional - Chile
Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
estocolmo