Suecia | Crónicas urbanas

La Testosterona


Por Alejandro Fischer Alquinta*
Publicada:2012-08-13

En m ltimo comentario andaba en posicin de combate, fuera de juego y con peligro de tarjeta amarilla.
Desde el ltimo Congreso del Partido Comunista de Chile, hasta hoy, mi irnico cuerpo cotidiano y p la risa, le ha ido como las huifas y a mi ser amado tambin.



La vida sigue su curso y yo, aunque sea a lo cuchepu me agarro a ella, no a la cochiguagua, sino creyendo aportar en el empuje, en los andares de un nuevo modo de existir.

Mis abruptos fueron hormonales, cuestin generalizada y de mecha corta, estado en que los varones tambin sufrimos, sobre todo los que orinan sentados, los indomables guerreros prostticos, contribuyeron a mis estados animicos y de lucha... de miedos, miedos reencontrados.

Yo he visto morir a mis hermanos, acribillados a balazos, he visto cuerpos mutilados, a palo limpio mi teniente...
Tengo un miedo cerval, a que mi pueblo tenga que pasar de nuevo por el callejn oscuro, por culpa de dirigentes ineptos, corruptos, vanidosos, dinosaurios serviles y que no cachan niuna, o las cachan todas.

Es una ansiedad en la guata, que te duele, te achata, te hace vulnerable, susceptible a los ruidos y a las sombras...Eso fue lo que me paso en mayo y Junio... Yo creo que a mi pueblo, a los de mi edad, a los ms viejos que yo, se nos enrollan las experiencias lindas y feas, como hojas de repollo.

No es que ande viendo al hombre araa montado en un elefante verde no, solamente siento, que no ha sido solamente mi generacin que anda mirando de reojo y escuchando, siento que es pega de todo Partido que se tilde de humanista, ensearle a su gente, sin mentiras, que los palos y la muerte ensea.

La enseanza no es solamente l factor del saber, sino la practica de la etica y moral, en su aplicacin. Eso para m quiere decir: que re nunca ms voy a ver muerto a un hermano acribillado, lleno de agujeros por donde se derrama la inocencia, el olor a pan, el saber de las letras, las aoranzas de un bracero.

Se recoje mi alma, el saber de la fusin de las ideas, del sentido de unidad, de cientos de Karol y Camilas, con los trabajadores, con dirigentes como Cristian Cuevas Y ahora con orgullo sorprendido, con la mujer trabajadora, que encabeza la lista de los comunistas en las proximas elecciones de la CUT, la compaera Barbara Figueroa
Se me recoga el alma y todo lo que se puede chupar p dentro, al sentir cosas entrelazadas: Paraguay, dificultades en Bolivia, Venezuela, Nicaragua, El Salvador, Ecuador y la gallarda Argentina; mi eterna Cuba de Cienfuegos, los muertos en Kabul, Damasco, Nueva York y Palestina.

El Imperio es criminal cobarde, artero...Por eso mis desvarios y miedos...

! Si se saca la careta el capital y sus esbirros, quien va a cuidar a mis dirigentes juveniles, obreros, del trabajo y del canto !
El ser Comunista es complicado, es un acto de moral, de tica, de sentido comn, de experiencia colectiva, no se puede morir pegndose con una piedra en el pecho o andar con un pual de goma bajo el poncho, buscando a los que organizan y aceleran los despojos. No se puede hacerse harakiris con la espiga del trigo, no se puede hechar la choria si no se es choro y no tienes nada...

As no puede ser, porque si el Negro quiere y sus amigos tambin, nos borran del planeta con un tincanque y no les sale ni por curao.

La prostituida voluntad politica, la experiencia paridas en los enfrentamientos de clase, parecen animitas; y de alguna u otra manera, todos la tratan de tu; la buscan: de rodillas, de guata, de espalda, humildes y groseros. Muy pocos las encuentran, mejor dicho, pocos quieren encuentrar los eslabones dialecticos, las experiencias histricas, que te dan ideas, de como sobrepesar las alternativas en las estrategias, analizar procesos anteriores, que siempre tendrn aspectos positivos, analizar sus cadas y victorias.
La cada del muro de Berlin, no fue a causa del podero y justeza de los imperios, fue ms bien de la traicin a los principios, en la casa misma del trabajo.

La crisis financiera del capital, y el hambre del pueblo, lo comentaba una vez, no es ms que la avaricia del imperio, de sus trasnacionales y bancos; que, aprovechando la explotacin de mano de obra, acumula en forma monstruosa y ciega, material que no se puede mover, es decir, no produce, esta quieto, est momio en todas las pilastrasdel mundo.

Esa acumulacin de capitales, se convierte en su propio castigo. El neoliberalismo, una expresin del imperio, se la juega a muerte y a mentira, a la mantencin de los privilegios que le otorga la explotacin al pueblo trabajador...

En esta etapa desesperada del capital,no se necesita tanta mano de obra para las necesidades del mercado. Hay que reducir todo. Los medios de produccin, de servicios, de educacin, de salud, etc y etc.

El trabajador es un cacho, sirve mejor cesante, es ms barato Cesante, la nueva y anciana profesin del Mercado.

Si no hay recursos para cubrir el costo de los privilegios y de la crisis del capital, se tendr que hacer uso y robar de los sueldos, ahorros y jubilaciones de los trabajadores.

Toda esta tragedia, hedionda a comedia y a miserias, son mis tormentos que me hacen dudar, de la capasidad de aprendizaje, de los habitantes colectivos que han estado en contubernios con el riquerio, de los funcionarios de grandes empresas del mundo, incluyendo al Estado, entidad, que en los mayora de los pases del mundo, sale garante y cmplice, de las corrupciones de las trasnacionales y locales tambin.

Que nos ensea la historia, la historia de la clase trabajadora, la historia y vida de la clase: La unidad de los trabajadores explotados, es una fuerza imparable en la unidad y compromisoesa actitud, le dio un sentido a la existencia, a la vida del obrero, si esto no hubiera ocurrido, los explotados serian un montn de piojentos que comen de la mano extendido del patrn, sin dignidad ninguna.

De all la grandeza de Emilio Recabarren, les dio a los obreros la dignidad de pertenecer a una clase, clase creadora, verdadera duea de los medios de produccin. De all tambin del miedo, el terror de los explotadores, al desarrollo de organizacin de la clase trabajadora.

Para impedir esa unidad son capaces de todo... los miles asesinados en la Escuela Santa Maria, no es un chiste, la actitud ciega sorda y represiva, ante las demandas de los estudiantes y del pueblo mapuche, es botn de muestra.

Esta actitud de dominio la ejercen en todo los ambitos de la vida del planeta. Utilizan la extorsin y la mentira para dividir; lo sucedido en Libia tampoco es chiste, ademas, usan parecidas tacticas en Siria: la utilizacin de Mercenarios y terroristas amaestrados en sus cuarteles deel mundo.

Esa es ms o menos del porqu de mis angustias.Cranme, me estn comiendo el coco y los entendimientos.

Yo s que el ser humano en su conjunto, no est capacitado para vivir en comunidad sin desear la cuestin del prjimo y ser el jefe.
El hombre nuevo como deca Ernesto; formarlo es mas fcil pellizcarle el poto a un anima... pero se puede hacer...

En los tiempos posteriores a Cristo y antes tambien, en las canchas de entretenimientos de esos tiempos, el Imperio romano, persegua a los creyentes y alimentaba la alegra de su pueblo y el hambre de los leones.

Estos, se refugiaban en catacumbas, tanto para salvar la vida como para realizar sus creencias y cultos. Mrenlos ahora, eso de vivir en catacumbas, los llevo a ser dueos de un pas y ser parte de una y mil maneras, de esas grandes trasnacionales que ahogan milenariamente al hombre.

Y la poblacin de ahora, no puede ir modelando, dandole carne y hueso a una idea?
Sin privilegios, todos teniendo, de acuerdo a su capacidad y necesidad, contruir un paraiso, un paraiso con gusto a cilantro y a cebolla en escabeche, paraiso terrenal, con todas los desafios del desarrollo de las necesidades y capacidades.

Se tendr que esperar tanto que los Pandoras entiendan, sientan el sentido de tantos hermanos caidos, de tantos jovenes luchando por su derecho al desarrollo, al maana, ms que digno, porque se lo merecen y se metan, sin meter mucha bulla, al colectivo en donde estuvo y estaran siempre: Salvador Allende, Volodia, Gladys, Exequiel, Fonseca, Jos Toh, Marta y Victor.
Eso seria hacer patria ...

Acasoel vivir tanto tiempo en la clandesta, el exilio, el exterminio, la destruccin familiar, no ha sido suficiente?

Adems, en nuestra historia de cien aos, tenemos Cristos de sobra, si hablamos de tormento, de dolor, de lealtad a los principios, de amor a los desposedos.

Cul ser la formula?
Me voy por las ramas, aunque lo que digo es verdad, pero lo que quiero decir es ms o menos lo que deca nuestro amado y maestro Pablo Neruda, al pueblo gringo en su Que despierte el leador.
La existencia de la vida es algo... puta que maravilloso, lo penca y criminal son como billones de humanos y animales, arboles, tierra, pjaros y agua; la viven en forma indignante, esa indignidad es gradual, hipcrita y de mentira.

Lo chistoso es que todos los saben...Sobre todo los habitantes de centro izquierda, los que sienten alergia de izquierda y nosotros tambin.

En el sentido general de la vida, siento que los cien aos del partido, reafirman la existencia de un pas que en su interior vive un colectivo que mantiene y mantendra candente la lucha por la esperanza e igualdad, para que el pas sonria en su contruccin de un nuevo vivir.

gracias
Alejandro Fischer.
Julio-agosto 2012.





Noticias relacionadas de Suecia

✅ FESTIVAL DE LA CANCIÓN 2020 EN SUECIA
✅ Están asesinando a mi hijo: Habla con profundo dolor el padre de Julian Assange
✅ Suecia:El impuesto bancario contribuirá a los mil millones en gastos de defensa
✅ Medios y políticos compiten en el desprestigiar Suecia.
✅ Henrik Jakbell, cofundador y vicepresidente de la Fundación Edelstam, fallece en Suecia

Te puede interesar!

No más violaciones a los
Cuidado, cuicos: ¡NO BUS
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés

Chile a 46 años del Golpe”  title=”Chile a 46 años del Golpe”  border=
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu