Africa | Actualidad

El primer ministro de Etiopía, Meles Zenawi, falleció este martes



El primer ministro etíope, Meles Zenawi, murió por una infección repentina mientras se recuperaba de una enfermedad no revelada en un hospital en el extranjero, dijo la televisión estatal del país africano el martes.

Etiopia es el tercer país más poblado de África después de Nigeria.
Etiopía es un país con niveles muy elevados de analfabetismo, que rozan el 44%. "Hay gente con estudios superiores, pero no hay trabajo y existe una diferencia muy grande entre los ricos y los pobres".

Etiopia es también la segunda nación más antigua del mundo en adoptar el cristianismo como religión oficial después de Armenia, sin embargo fue el primer reino en adoptar el cristianismo, siendo una monarquía de origen Israelí.

Quien fue Meles Zenawi
Meles Zenawi,que se caracterizó por su gran oratoria, nació el 8 de mayo de 1955 en la localidad de Adwa, en la región de Tigray, situada en el norte de Etiopía, en el seno de una familia de clase media.

Aunque estudió Medicina durante solo dos años en la Universidad de Adis Abeba, interrumpió su formación en 1975 para unirse al Frente de Liberación del Pueblo de Tigray (TPLF), uno de los grupos armados que luchaban contra Mengistu Haile Mariam.

Más tarde, Zenawi se convirtió en el líder del Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope (FRDPE), que se hizo con el poder en 1991 tras una sangrienta guerra civil, y ha permanecido al frente del Gobierno desde entonces.

Conocido como el "último emperador" por su carácter totalitario, fue criticado insistentemente por grupos de defensa de los derechos humanos, que subrayaban el estricto control del Gobierno etíope sobre los partidos políticos de la oposición y la prensa.

Los Oromo constituyen el mayor grupo étnico de Etiopía, un tercio de los 84 millones de habitantes. El Frente de Liberación de Oromo (OLF) empuñó las armas en los años 70 contra el régimen marxista del dictador Mengistu Hailé Mariam. Pequeñas facciones siguen pidiendo la creación de un Estado independiente. La policía etíope acusa regularmente al grupo de actos "terroristas".

Los rumores sobre la salud del antiguo líder guerrillero, en el poder desde 1991, se desataron al no acudir a la cumbre de la Unión Africana que se celebró el pasado mes de julio en Adis Abeba.

El mandatario, de 57 años, había llegado al poder en 1991, después de que su partido —el Frente Popular de Liberación de Tigray (TPLF)— derrocara un regimen pro soviética de Hailé Mariam Mengistu.

Tras la guerra civil (1974-1991) y el fin del régimen militar de Mengistu Haile Mariam, Meles se convirtió en presidente de Etiopía y lo fue hasta 1995, año en que asumió el cargo de primer ministro. Durante el tiempo que estuvo en el poder, convirtió a su país en un actor clave en la región en asuntos de seguridad.

Sus fuerzas, consideradas las más fuertes del continente africano, han entrado en Somalia en dos ocasiones para luchar contra milicianos islamistas, ganándose así los elogios de los países occidentales por apoyar su lucha contra grupos vinculados con Al Qaeda.

Los millones y la represión
Sin embargo, finalizado el conflicto la represión no se detuvo.
Pese a apoyar de forma primigenia la independencia de Eitrea, el mandatario libró, en 1998, un conflicto con sus antiguos aliado que dejó cerca de 100.000 fallecidos.

De igual modo, solo site años después, durante los comicios de 2005, el dictatorial regimen provocó la muerte de 200 manifestantes y detuvo a 30.000 opositores.

Unos enfrentamientos que desembocaron, entre otros, en una draconiana ley antiterrorista.

«Desde que fuera emitida (la ley), en Etiopía, está prohibido publicar cualquier tipo de noticias sobre los grupos rebeldes que operan en el Estado (caso del Frente de Liberación Oromo o el Frente para la Liberación Nacional de Ogaden)», reconocía recientemente a ABC Muluneh Ayalew, quien edita el semanario «Feteh», el único independiente de todo la región.

Las miserias del régimen, eso sí, vienen de lejos. Según denunciaba en 2010, Aregawi Berhe, ex comandante militar del TPLF, en la década de los 80, el grupo dirigido por Zenawi se apropió de decenas de millones de dólares destinados a paliar la hambruna que sufrió el país y los utilizaron para comprar armas (Entre 1984 y 1985, al menos un millón de personas fallecieron en las provincias etíopes de Wollo, Hararghe, Gojjo y Tigray).

A su vez, el militar reveló a que los por entonces rebeldes se hicieron con «al menos 95 millones de dólares, haciéndose pasar por mercaderes y entregando sacos de arena en lugar de trigo a diversas organizaciones humanitarias».

Tristeza del presidente de EE.UU.
Barack Obama, lamentó hoy la muerte del primer ministro etíope, Meles Zenawi, del que destacó sus esfuerzos contra la pobreza, al tiempo que pidió a Etiopía "aumentar su apoyo a la democracia y los derechos humanos".

En un comunicado, Obama ofreció sus condolencias al pueblo etíope, y señaló que Zenawi "merece un reconocimiento a su contribución de toda una vida con el desarrollo de Etiopía, particularmente su firme compromiso con los pobres del país".

Bajo el gobierno de Meles, Etiopía se convirtió en uno de los mayores aliados de Washington en el combate al extremismo islámico, permitiendo el despegue desde sus aeropuertos de drones estadounidenses hacia la vecina Somalía.

El gobierno de Meles y los Derechos Humanos
Sin embargo, varias organizaciones internacionales de defensa de los Derechos Humanos lo acusaban de no tolerar la disidencia, y las autoridades se han servido de una ley antiterrorista de 2009 para detener a varias figuras de la oposición y periodistas.
Es por eso que AI consideró que "la sucesión de Meles Zenawi representa una gran oportunidad que el Gobierno y el próximo primer ministro deben usar para cambiar el curso del país y que abra paso a una era de mayor respeto a los derechos de todos los etíopes".

El gobierno de Etiopía el gobierno de Suecia, Martin Schibbye y Johan Persson.
El primer ministro de Etiopía Meles Zenawi ha muerto. El Ministro de Relaciones Exteriores de Suecia expresó su condolencia en un breve mensaje en Twitter: "África ha perdido un líderes fuertes e importante".

- Este no es el momento para criticar al régimen el mensaje de Bildt fue táctico, dice Kjetil Tronvoll experto en Etiopia .

Carl Bildt, que a finales de mayo, se encontró con Meles Zenawi expresó hoy sus condolencias por la muerte del Primer Ministro en Twitter. Entonces escribió: que África ha perdido a un líder fuerte y una solicita que todo el mundo debe ayudar a Etiopía frente a los retos del futuro. En el mensaje no existe ni una palabra relacionada con los dos jóvenes periodistas suecos encarcelados, Martin Schibbye y Johan Persson, sobre su situación y sus posibilidades de libertad condicional.






Noticias relacionadas de Africa

✅ Deje que los pescadores en África y Asia mantengan más de sus capturas
✅ Muere el poeta sueco Tomas Tranströmer
✅ Cuba junto a EE.UU. contra el ébola
✅ Asesinada en Mozambique la intelectual Ruth First
✅ Fuerzas especiales estadounidenses atacan en Somalia y Libia

Te puede interesar!

El gobierno sueco quiere
Apruebo: para que el Sí
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
Mapping 2019 Convid
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad


Ultimas Noticias

De interés

Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu