Africa | Actualidad

El uranio, y el oro el motivo de la intervención militar en Malí.


Por Agencias
Publicada:2013-01-17

En los últimos días la situación en Mali se ha deteriorado considerablemente con la lucha entre las fuerzas gubernamentales y los milicianos en el norte del país. Bajo solicitud del gobierno de ese país africano, Francia envió tropas, mientras que otros países occidentales y africanos prometieron proporcionar apoyo militar y logístico. La situación en Mali también ha afectado la mirada de la opinión pública internacional.

Inesperadamente se libra una guerra en un lugar que no será encontrado a la primera en el mapa por todos los europeos: Malí.

En los últimos años África ha comenzado a experimentar un despegue económico, pero su impulso interno de desarrollo sostenido evidentemente es insuficiente. La principal razón son problemáticas interrelacionadas como el tribalismo, la religión y la pobreza, que provocan malestar social y que incluso se extienden a los países vecinos.

En África, especialmente en los países francófonos, esta problemática es más común. En los últimos años, detrás de los golpes de estado en Mauritania, Níger y Madagascar había problemas similares a los disturbios en Mali. Estos países tienen una característica en común: todos ellos actualmente se encuentran entre los países menos desarrollados del mundo, en los que las contradicciones sociales se amplifican debido a la pobreza y debilitan la estabilidad de los regímenes, lo cual a su vez aumenta la dificultad de promover el desarrollo.

No obstante, los problemas de África no se pueden solucionar mediante la guerra. Sin desarrollo ni estabilidad, el problema original sólo podrá empeorar. En la era de la globalización económica, si África no puede convertirse en un polo de crecimiento estable, el crecimiento global tampoco podrá ser equilibrado y sostenible.

Jeffrey Sachs, asesor especial de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, hace años hizo un llamado, diciendo que si EEUU y otros países ricos tendieran una mano amiga, África podría salir de la pobreza. Estados Unidos, cuyo gasto militar alcanza los miles de millones de dólares anuales, tiene la oportunidad de realizar una contribución duradera a la seguridad mundial, que consiste en salvar las vidas de millones de africanos al ayudarlos a salir de la pobreza extrema.

Nadie ha calculado cuánto gastó Francia en el envío de tropas a Mali, o en la intervención militar en Costa de Marfil. Pero hay una cosa de la cual podemos estar seguros: si ese dinero hubiese sido gastado antes para ayudar en el desarrollo de los países africanos, probablemente tendría un uso más eficaz que el de una intervención militar.

La crisis de los rehenes en Argelia, una de las mayores en la historia reciente, se desencadenó en la madrugada del miércoles cuando un grupo yihadista atacó las instalaciones de un campo de gas cerca de In Amenas, a 100 kilómetros de la frontera con Libia.

La autoría intelectual del ataque se atribuye a Mokhtar Belmokhtar, un ex militante de Al Qaeda en el Magreb Islámico que fundó el pasado año un batallón propio, “Firmantes con sangre”. Belmokhtar es considerado uno de los mejores jefes guerrilleros del Sáhara.

Según la opinión de Novosti:
No se debe olvidar de África


Dejemos aparte las conclusiones generales. La actual guerra en Malí tiene motivos concretos sin cualquier lógica.

Se trata de la costumbre de tomar a los franceses como rehenes que tienen los insurgentes de este país africano, que provienen de Argelia y actúan en el territorio de varios países. Mientras se libraron combates en Malí, una operación de menor escala tuvo lugar en Somalia. Los franceses hicieron un intento de liberar a su oficial capturado hace más de tres años por los islamistas de este país. Parece que no tuvieron éxito.Los yacimientos estratégicos de uranio en Malí son un elemento importante en el conflicto y explican en parte el interés de las fuerzas occidentales en la región.

Estados Unidos está preocupado por la posibilidad de que los tuareg accedan a este metal radiactivo.


Además, Malí pertenece a los países africanos de habla francesa, es decir, anteriormente fue una de las colonias de Francia. En tales países que son los más pobres de los más pobres esto tiene importancia, y el presidente de Malí, Dioncounda Traoré, pidió la ayuda a Francia.

Cabe mencionar que se trata de una operación militar legal desde el punto de vista del Derecho Internacional, una operación que hasta inspira respeto. Y se puede pasar por alto que el presidente sirio Bashar Asad, atacado por las mismas fuerzas, puede hacer lo mismo: pedir la ayuda de alguien."

El uranio, y el oro el motivo de la intervención militar en Malí.
El conflicto en Malí de hecho es una continuación, y consecuencia, de los acontecimientos libios, para que la zona sea controlada por occidente (OTAN), siendo Francia el principal protagonista con el permiso de EEUU, en su tradicional zona colonial.

Un hecho de suma importancia que no se nombra en los informativos es que en las zonas tuareg de Mali, Níger y Libia existen importantes reservas de uranio.

En el norte de Níger, país vecino de Malí, en la zona limítrofe, transnacionales francesas operan en dos grandes minas de uranio (Arlit y Akouta) situadas a los alrededores de la ciudad industrial de Arlit, situada en la región de Agadez.

Los yacimientos estratégicos de uranio en Malí son un elemento importante en el conflicto y explican en parte el interés de las fuerzas occidentales en la región. Mali es, además, una de las escasas reservas de uranio del mundo, explotadas por las compañías francesas fundamentalmente.

En los años setenta tuvieron lugar a las grandes excavaciones a cielo abierto, impulsoras del desarrollo urbanístico en torno a la ciudad de Arlit y la construcción de un corredor con el puerto de Cotonou, en Benin, conocido como la autopista del uranio.

Una explotación clave se llama Imouraren, el segundo mayor yacimiento del mundo. Aunque se descubrió en 1966, el comienzo de su explotación está previsto para los próximos años. Según las primeras estimaciones, produciría 5.000 toneladas anuales, cuando hasta el final de 2010 la transnacional piensa obtener 4.000 de las dos minas que ahora se mantienen operativas en la zona. La inversión inicial de esta mina es de más de 1,2 millones de euros.

En Malí el 85% de su población vive por debajo del umbral de una pobreza que les deja sin vida antes de los 48 años, a pesar de ser el tercer productor de oro del continente —después de Sudáfrica y Ghana—, que es controlado por el gigante británico Gold Fields.

A veces es difícil diferenciar entre los diferentes intereses que se mueven en el conflicto pero se pueden numerar entre:

Los yihadistas que quieren instaurar un Estado islámico en el norte de Malí, los magnates del crimen organizado que buscan perpetuar el tráfico de estupefacientes en la franja del Sahel y en el Sahara, los líderes tuareg que persiguen defender los intereses de su comunidad ante el aparato político maliense, aquellos convencidos del objetivo independentista y, por fin, los actores coloniales movidos más que nada por la ambición de controlar una parte del norte, cuyo subsuelo esconde prometedoras reservas de petróleo y minerales (uranio y oro).

Añadamos a esto la preocupación de los EEUU por si los rebeldes establecen su control sobre los yacimientos, comenzarán a buscar maneras de vender uranio, en primer lugar a Irán. Esa evolución de la situación no le gustaría a EEUU ni a sus socios de la OTAN.

Nota: El precio del uranio ha subido en 2012 un 19 %





Noticias relacionadas de Africa

✅ Deje que los pescadores en África y Asia mantengan más de sus capturas
✅ Muere el poeta sueco Tomas Tranströmer
✅ Cuba junto a EE.UU. contra el ébola
✅ Asesinada en Mozambique la intelectual Ruth First
✅ Fuerzas especiales estadounidenses atacan en Somalia y Libia

Te puede interesar!

El gobierno sueco quiere
Apruebo: para que el Sí
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
Mapping 2019 Convid
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad


Ultimas Noticias

De interés

Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu