Suecia | Actualidad

Tiempo nuevo


Por Alejandro Fischer Alquinta*
Publicada:2013-05-05

El blsippa y el tussilago, se estn viniendo demasiado luego, todava hace frio si uno, con voluntad de tulipn, cierra los ojos, escuchara los brotes que vienen por arterias vegetales; reventando la tierra vienen en colores: Lo que fue tiritar de dientes y nieve hasta el cogote, se transforma poco a poco, en aromas, en un mirar y sonrer diferente.



Yo tengo clarines en mi balcn. Tienen todos los colores del arcoris: Amaranto, amaranto, amaranto y amaranto. Se les ve su cabecita verde, saliendo de maceteros; miran cachudos y olfatean.

Yo creo que, en algunas semanas mas, mis clarines multicolores, alegraran mis aoranzas, me darn fuerza y sabidura, para saber, pa onde tirar, cuando el caminar, me ponga en una esquina.

Este comentario de ahora, fue trabajado el sbado 27 de abril en la pea El Gallo Colorao en su edicin 233.
El gallo tiene claro, su tiempo de cantar.
Aparte de un montn de otros factores como la guitarra, la

distancia, la identidad, la amistad, el amor, el vino y la empanada; la pea vive, existe; en la casa de Victor Jara, para responder al llamado, de los pueblos latinoamericanos, al llamado del pueblo Chileno, que lucha como gato de espalda, arrinconado en un crculo, para reencontrarse en todos los segundos con su origen y en los porque.

En un mes de abril, en los calendarios del obrero, naci Lenin. El hombre que supo limpiar, zurcir, sembrar y cosechar las ideas maravillosas de Marx y Engels. Lenin, est involucrado y nosotros por escuchar, en la experiencia de vivir, en geografas extranjeras.
El Gallo Colorao anda un poco con el indio, y con la cresta color, despistado y caliente. Como dije anteriormente, ha cantado en rojo y con guitarra en ristre, 233 veces; eso significan 19 aos y es segunda vez, como gallo, que siente que su pas, Chile, se ha convertido en una papa caliente, reposando, en un sartn al rojo vivo, diciendo en voz melosatomame.

La primera vez, fue para disfrazar las verdades, para impedir que las cosas pasaran del verde oscuro, a otras tonalidades sobresaliendo el rojo. Montaron una comedia trgica, en la

que se vea y notaba la degeneracin y degradacin del gobierno fascista. Esa degradacin social y humana, era provocada y manipulada, por aquellos grupos empresariales, que no admitan jugar a las cambiaditas.

La nueva gerencia, hizo hasta una pelcula, NO, para contar con mentiras un tiempo atroz y bajarle el perfil, a la lucha del pueblo en constante oposicin y desarrollo en rebelin.

Nadie quiere hacerse responsable de las atrocidades y mutilaciones ocurridas en el pas, algunos se disculpan con levantada de hombros, otros piden perdn, argumentando que no saban la letana es larga Pero todos quieren llevar o seguir llevando la silla de ruedas, en donde va amarrado un pueblo triste, que le ensearon a rer, mientras mataban a su hermano o se mora miserablemente un nio

Los que conocen el gallo, saben, que a veces se pone la camiseta y a veces, no s la saca nunca

Esa actitud es muy complicada, es un proceso que lleva mucho tiempo: la bsqueda de la clase, agarrarse a ella como lapa, incrustarse en ella; es un inmenso caminar por dentro.

El retorno de Ulises a taca, es moco y pavo comparado con este viaje, en busca de la clase.

LLeva tanto tiempo, que ha veces s apermasan los gallineros y parten gallinas y pollos pa otro lado. Esa actitud colora o forma de ser, de buscar su clase, tiene tambin un deje de romanticismo yo contaba que siendo cabro, dndome vuelta en redondo, en la plaza de Caldera, enamoraba a una prima, al compas de: que culpa tiene el tomate.

En realidad, la cuestin de tener un pasar de la vida, es una cuestin individual, de moral y procedencia. Ese caminar largo y complicado, lo determina el trabajo; la curiosidad de nuestros antepasados, de que hacer con las manos.

Cuando uno se da cuenta, de que el quehacer de las manos, tiene que ver con el coco, la guata y la vida loca; se pone de cabeza a hacer cosas.

No vamos a hablar de la concepcin materialista de la vida, es aburrido tampoco del trabajo, sino del trabajador.

Ese gigante, que cualquiera que sea su tiempo de vivir, ha permitido, ha parido con sus manos, con su intelecto, un sentido, un derecho a la vida, a una vida digna, en continuo desarrollo.

Es el trabajador, el que le cambia la caracterstica de esclavitud al trabajo.

El trabajo y la clase trabajadora, mas los medios de produccin, permiten la existencia de los seres humanos en el planeta.
Desgraciadamente, el Capital, los cmplices de los sepultureros, los imperios, permiten como va a ser, por ahora, esa existencia de los seres humanos.

Esa es la lucha, esa es la contradiccin entre dos grupos enfrentados.
En todo caso, sabemos nosotros, que el trabajador: el obrero, el empleado, el asalariado, el intelectual; cualquiera que sea su creencia y camiseta y que entienda esta ecuacin maldita la combata de acuerdo con sus posibilidades y creencias

Este primero de mayo, es el da del trabajador.
El gallo es gallo y quiere saber, que tiene que ver, el trabajador con la constitucin

La Constitucin, no es otra cosa que, en un estado democrtico u olor a democrtico, ponerles reglas al juego, al pas. Las reglas son normas y limites para los gobernados y los gobernantes.

En la vida del pas ha habido 10 constituciones, con corta y larga vida en realidad fueron 11, pero esa 11, fue en un tiempo federado, que dur lo que alcanza un suspiro.

Las Constituciones en chile, fueron elaboradas por un grupo de personas sabedoras, elegidas por un grupo de dueos de la tierra, primero, luego, empresarios y miembros del club.Los cmplices de los sepultureros.

Yo no s, si eso es democracia, para m, suena hediondo.
Este organismo le llaman o se llama Congreso general Constituyente luego era aprobada o rechazada por el Congreso y segua la vida de la Republica.

En todas las instancias en donde se escribi, se manifiesto, se propuso esta constitucin o Carta Magna, el cartero, paso de largo con la convocatoria, por las viviendas del pueblo trabajador.
Por supuesto, no eran tan necesarios, ya que eran analfabetos, mas tarde, cuando saban escribir y leer, hacer teatro, poesa, cantar estaban presos, acusados de perturbar el orden publico o estaban en el exilio.

En el tiempo del ladrn y su Constitucin, se obviaron varios pasos.
Un grupo de capos, de la oligarqua y de los Chicago boy, elegidos con la formula:tu, tu y tu la escribieron; por ah andaba entre otros, el libro gordo de Petete, Jaime Guzman.

En pleno Estado de sitio, con el miedo como el aire, se llam a un plebiscito para rechazarla o bendecirla, fue bendecida con Catedral y todo Llevamos 33 aos, viviendo con esas reglas del juego. Y dicen que somos Pillos

En el grupito que tiene la exmandataria, no hay pueblo ni para la foto; ningn miembro de la CUT, de los derechos

humanos, de los exonerados...Todos son doctores en leyes y economa
Los hacedores del trabajo, los que hacen en la practica, una Republica, un pas, no son invitados.

Linda Democracia quieren parir...!
En Chile, el 99,9% de los medios de informacin es decir los que eligen por ti, lo que vas a comer y vestir, lo que vas a ver y creer, pertenecen a los intereses del riquerio. Las calles y muros, siguen, a pesar de todo, perteneciendo por presencia y elegancia, al pueblo.
No entiende el gallo, como las gallinas y los pollos para gallo, permitan que las guilas Imperiales, roben el discurso y hablen de democracia, de bienestar, de justicia. El Gallo no entiende, esa honda que duele y da vergenza ajena, como piedra en el zapato; que en barrios y poblaciones populares, creadas o tomadas, para seguir siendo mseros con techo...: la guagua tenga un chupete con los signos del Imperio, que la bandera de 50 estrellas este desplegada, en una pared del dormitorio de 8 personas, para tapar los hoyos, por donde se cuela el invierno y la promiscuidad.

El Gallo no entiende, como vino a para la cara de Piera, al lado de la Marc Anthony, o la del Meo al lado de Antonio Zamorano, el Cura de Catapilco.

Esto del Cura de Catapilco, como estrategia, es mejor y ms barata que comprar votos.

En nuestro paisito, tenemos varias esquinas, tenemos que saber para adonde tirar. Hay momentos que me ha dolido el alma; cada bocanada de aire, son puales en mi intelecto esos miles y miles que, algunos aos atrs estuvieron en la despedida de Gladys, los estudiantes con sus movilizaciones sociales, ese habitante que fue 70.000 en el Estadio Nacional, en la conmemoracin de los cien aos; ese habitante multitudinario este primero de mayo; puede hacer parar el pas.
Todos afuera, no hay paco ni milico que pueda parar esa marea inmensa en busca de dignidad.

No es necesario el parlamento, ni el presidente, ni tampoco los deja bu.Solamente las organizaciones sociales La CUT, los estudiantes, las organizaciones de derechos humanos.

Todos aquellos que se ha mojado el poto, serian nuestra mesa constituyente.

Los que se han hecho los sordos, durante 40 aos, ante los gritos angustiados de dolor de un pas violado una y otra vez son cara y palo cuando hablan de democracia y de justicia.

Queremos pedirles disculpas, por no haber podido ser ms fuertes; disculpas, por no haber podido estar lo necesariamente en las poblaciones, barrios, fabricas, liceos y pizarrones universitarios, en el campo, en el mar...

Si hubiramos podido alcanzar una fuerza propia necesaria, no estaramos besndole las patas a nadie y la otra cosa tampoco.
Alejandro Fischer Alquinta
Muchas gracias.
2013-05-03





Noticias relacionadas de Suecia

✅ FESTIVAL DE LA CANCIÓN 2020 EN SUECIA
✅ Están asesinando a mi hijo: Habla con profundo dolor el padre de Julian Assange
✅ Suecia:El impuesto bancario contribuirá a los mil millones en gastos de defensa
✅ Medios y políticos compiten en el desprestigiar Suecia.
✅ Henrik Jakbell, cofundador y vicepresidente de la Fundación Edelstam, fallece en Suecia

Te puede interesar!

No más violaciones a los
Cuidado, cuicos: ¡NO BUS
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés

Chile a 46 años del Golpe”  title=”Chile a 46 años del Golpe”  border=
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu