Europa | Política

Europa y la ofensiva de la extrema derecha


 AFP-AP
Publicada:2010-10-21

por David Posada Menndez

Las elecciones en Suecia y Holanda han hecho sonar las alarmas acerca de la ltima consecuencia de la crisis econmica: las fuerzas de ultraderecha se estn situando en mltiples parlamentos europeos y condicionando a ms de un gobierno, consiguiendo que las polticas xenfobas sean una medida a considerar por cada vez ms poderes ejecutivos. Lejos de contener el avance, las fuerzas polticas tradicionales y las instituciones del viejo continente parecen no brindar alternativas.



La islamofobia y la xenofobia son fenmenos que han crecido en toda
Europa en los ltimos aos - Ilustracin: Costhanzo
Las ltimas convocatorias electorales acaecidas en varios pases europeos estn creando algo ms que preocupacin en las esferas polticas tradicionales de Europa. El significativo avance de las fuerzas de ultraderecha est siendo un efecto ms de la crisis y de las medidas adoptadas para hacerle frente. Desempleo, recortes sociales, reduccin de la soberana en poltica econmica de los estados nacionales frente a la Unin Europea, fricciones en torno a la diversidad cultural, discriminaciones histricas y crisis de los partidos tradicionales, especialmente de la izquierda, estn siendo, entre otros, los caldos de cultivo en los que crecen estas polticas extremistas. As, ante la falta de propuestas novedosas de estos partidos y ante la crisis ideolgica en la que est sumida la izquierda europea, el discurso xenfobo contra la inmigracin, el Islam y las minoras tnicas histricamente marginadas, que defiende los valores ms tradicionales y pregona un Estado mnimamente intervencionista, va ganando adeptos.

El ltimo pas en sumarse a esta preocupante tendencia ha sido Suecia. Las elecciones del mes de septiembre se saldaron con una victoria de los conservadores del primer ministro Frederik Reinfeldt. Aunque la gran novedad ha sido el 5,7% de votos y los 20 diputados obtenidos por los Demcratas de Suecia (SD) de Jimmie Akesson. Con una propuesta poltica basada en la drstica reduccin de la inmigracin y la suspensin total de la islamizacin han conseguido representacin parlamentaria por primera vez.

Pero el caso reciente ms alarmante ha sido el holands. El xenfobo y antimusulmn Partido de la Libertad (PVV), dirigido por Geert Wilders, se convirti en la tercera fuerza poltica del pas, con ms del 15% de los votos y 24 escaos, lo que lo convierte en una pieza clave de la poltica holandesa. El acuerdo para formar gobierno alcanzado entre democristianos y liberales, que ha convertido en primer ministro al liberal Mark Rutte, abarca tambin a los ultraderechistas que, sin entrar en el gobierno, han apoyado esta coalicin a cambio de determinadas concesiones. Durante la presentacin del acuerdo, Wilders manifest que permanecer de forma ilegal en Holanda ser considerado un crimen. Se prohibir el burka y se podr retirar la ciudadana holandesa a aquellos autores de determinados delitos que tengan doble nacionalidad.

En este momento Wilders est siendo sometido a juicio, acusado de instigacin al odio racial y discriminacin a musulmanes a travs de su cortometraje Fitna y de una multitud de declaraciones pblicas. Wilders no solo niega los cargos sino que afirma que el Islam es una seria amenaza para la democracia.

Pero estos no son los nicos fenmenos. La ultraderecha sigue siendo una fuerza poltica vigorosa en Austria. El Partido de la Libertad (FP), que en el ao 2000 lleg a participar en el gobierno bajo el liderazgo del fallecido Jrg Haider, est volviendo a ser una formacin a considerar, tras convertirse en la segunda fuerza poltica en las recientes elecciones municipales de Viena. La xenfoba Unin Democrtica de Centro de Suiza, pas en el que se ha prohibido la construccin de nuevos minaretes, es la primera fuerza poltica, con un 29% de los sufragios. El abiertamente racista y antisemita partido Jobbik de Hungra, que cuenta con una organizacin paramilitar denominada Guardia Hngara, ha superado el 16% de los votos y ha obtenido 48 diputados, convirtindose en la tercera fuerza poltica. El Partido del Progreso noruego de Svi Jenssen es la segunda fuerza poltica del pas nrdico, con un discurso claramente antiinmigratorio. En Blgica, la tercera fuerza poltica es el xenfobo y separatista Vlaams Belang (Inters Flamenco). Aumentos considerables tambin han sido obtenidos por la ultraderecha en Dinamarca, Eslovaquia, Letonia y Bulgaria.


LOS CASOS DE ITALIA Y FRANCIA

El desmembramiento en los aos 90 del histrico y corrupto sistema de partidos italiano, junto con la disolucin del Partido Comunista de Italia (PCI) en 1991, en plena implosin de la URSS, gener un nuevo mapa poltico en el que la debilidad partidaria reinante y la desconfianza frente a las propuestas polticas tradicionales, favorecieron el aumento del protagonismo de la extrema derecha. Desde entonces hasta hoy han ido ganando importancia las figuras de Umberto Bossi, lder de la xenfoba y separatista Liga Norte, y Gianfranco Fini, lder de los partidos fascistas Movimiento Social Italiano primero y de la Alianza Nacional despus, la cual se integrara al Pueblo de la Libertad del ultraliberal Silvio Berlusconi.

Estas tres figuras comparten gobiernos de manera intermitente desde 1994 hasta hoy, donde Berlusconi preside un gobierno en el cual Bossi es Ministro de Reformas para el Federalismo, y Roberto Maroni, tambin miembro de la Liga Norte, es Ministro del Interior. La reciente crisis del Pueblo de la Libertad se ha saldado con la expulsin del antiguo fascista y actual Presidente de la Cmara de Diputados, Fini, quien se embarc en una nueva formacin poltica cuyo nombre ha sido recientemente anunciado: Futuro y Libertad para Italia.

A la espera de ver la fuerza con la que emerge la nueva andadura de Fini, s se puede afirmar que Bossi tiene una base slida, ya que no slo es capaz de mantenerse fuerte en sus plazas del norte sino que adems es capaz extenderse ms all, hasta lograr en torno al 12% de los votos en las ltimas elecciones regionales.

Con este sistema de alianzas gubernamentales, no es de extraar el avance de las polticas xenfobas en Italia. El endurecimiento de las polticas de inmigracin y la criminalizacin de inmigrantes y gitanos es una constante del gobierno de Berlusconi, que ha llegado a apoyar las polmicas expulsiones de romans decretadas por Francia.

Esta resolucin del gobierno de Nicols Sarkozy levant gran revuelo en toda Europa, ya que un gobierno en el cual tericamente no haba presencia de la extrema derecha, adoptaba una medida abiertamente xenfoba difcilmente compatible con los derechos humanos y contraria a la legislacin europea, al adoptarse contra ciudadanos rumanos y, por tanto, de la Unin Europea. Por si esto fuera poco, la polmica contina con el descubrimiento de la existencia de un archivo secreto con informacin sobre gitanos en la gendarmera francesa.

As y todo, la reaccin de las instituciones europeas ha sido mucho ms tibia de lo que podra esperarse. Si bien el parlamento europeo, hasta el momento nica institucin comunitaria en tomar una posicin al respecto, expres su rechazo a las medidas del gobierno francs e inst a que se suspendieran inmediatamente las expulsiones, esta declaracin no tiene ms que valor poltico, y ningn valor jurdico.

Esta medida hay que enmarcarla en las elecciones regionales francesas de marzo, en las que triunf la socialdemocracia y en las cuales el ultraderechista Frente Nacional de Jean Marie Le Pen obtuvo en torno a un 20% de los votos en las regiones de Provenza-Alpes-Costa Azul y en Nord-Pas de Calais. El giro xenfobo del Eliseo parece ser un intento de atraer a votantes de la extrema derecha, de cara a hacer frente a la izquierda en prximos envites electorales.


ISLAMOFOBIA, XENOFOBIA Y CRISIS

La islamofobia y la xenofobia son fenmenos que han crecido en toda Europa en los ltimos aos, con la colaboracin consciente o no de diversos medios de comunicacin, fuerzas polticas y gobiernos. Primero con el acuerdo Schengen, que configura una Europa sin fronteras interiores, pero que eleva los controles exteriores y las exigencias para la obtencin de un permiso de residencia, reduciendo as de manera forzada la inmigracin legal, pero promoviendo en consecuencia la ilegal, sobre la que recae el estigma de la delincuencia. En segundo lugar, con la psicosis antiterrorista desatada por la reaccin a los atentados del 11 de septiembre y por la guerra contra el terror, mediante la cual, una vez desaparecido el fantasma comunista, se gest un nuevo enemigo global, y con un discurso hegemnico que acab por equiparar Islam y terrorismo, poniendo el foco sobre la comunidad musulmana y profundizando as su marginacin.

Ambos fenmenos se han recrudecido en los ltimos tiempos, una vez que estall la crisis econmica en Europa. Las altas tasas de desempleo que se estn sufriendo sirvieron de abono para el discurso que seala al inmigrante como causante de la desocupacin de los trabajadores nacionales. Sin embargo, hoy en da, es precisamente el trabajador inmigrante quin ms ferozmente est sufriendo los embates de la crisis.

La realidad es que la inmigracin ilegal es, hasta cierto punto, un fenmeno diseado para existir tal cual es. Este tipo de inmigracin sin derechos ha sido de facto fomentada, subrepticiamente, por el poder econmico, al representar una mano de obra barata y a su vez ejercer presin reductora sobre los salarios del conjunto de la clase trabajadora, caracterstica ausente en la inmigracin legal. Y lo cierto es que Europa necesita inmigracin, pero en condiciones de igualdad. Hoy por hoy, los pases de la Unin Europea tienen tasas preocupantes de envejecimiento y todos, sin excepcin, exhiben una tasa de fertilidad por debajo de la tasa de reemplazo, es decir, por debajo de 2,1 hijos por mujer. Si en un futuro los europeos quieren disponer de un sistema de pensiones viable, la solucin hoy es la inmigracin.

El mayor peligro es que las medidas contra la crisis vayan a agudizar esta problemtica. El desempleo se combate con desregulacin laboral y no con inversin pblica. El dficit pblico parece existir en las ayudas sociales, no as en los rescates bancarios. Los problemas de las pensiones se combaten aumentando la edad de jubilacin, generando as ms desempleo, y no aumentando el nmero de cotizantes. Y lo que debera ser campo abonado para la izquierda, ha acabado por ser el germen de la ultraderecha europea ms vigorosa desde la II Guerra Mundial.


CRISIS IDEOLGICA DE LA IZQUIERDA EUROPEA

Una ltima causa del xito que est teniendo la ultraderecha, es el vasto espacio poltico dejado por la crisis de la izquierda europea, tanto socialista como comunista. Grandes masas de trabajadores se han quedado hurfanos ideolgicamente, lo que explica el constante incremento de la abstencin electoral, y que en ciertos sectores vaya calando el discurso xenfobo y populista.

Al socialismo o socialdemocracia europea cada vez le quedan menos signos de identidad. A finales de los aos 70, el conjunto del socialismo comenz a abandonar sus postulados socialdemcratas, junto con las ltimas referencias al marxismo que le quedaban, desapareciendo con ello el paradigma histrico que lo impulsaba en su accionar poltico. El proceso culmin en los primeros 90, cuando los pases de la regin abrazan definitivamente la globalizacin neoliberal, base sobre la cual construyen la actual Unin Europea. Ante este nuevo escenario, antiguos socialdemcratas y democristianos acabaron por ser dos caras de una misma moneda y sus polticas econmicas dos calcos casi perfectos. En dicha coyuntura, las fuerzas polticas tradicionales con opciones de gobierno no parecen suponer una alternativa real.

Sobre la izquierda comunista han cado dos pesadas losas. Por un lado, la debacle ideolgica que supuso la teorizacin eurocomunista lanzada en los aos 70 por Santiago Carrillo, Enrico Berlinguer y Georges Marchais, secretarios generales de los partidos comunistas de Espaa, Italia y Francia, respectivamente. Hasta cierto punto, como lo fue para el socialismo, esto supuso un quiebre en el paradigma, al ser eliminado el componente clasista del Estado occidental contemporneo, que pas a ser considerado un terreno neutral en el que podra darse la batalla poltica en condiciones de igualdad. Un posicionamiento ideolgico, para tres grandes partidos que aspiraban a alcanzar el poder electoralmente, que los sumira en la maquinaria electoral por sobre la movilizacin, y que a la postre los llevara a la desaparicin o marginalidad. Hoy slo los comunistas portugueses (PCP) y griegos (KKE) cuentan con una fuerza reseable, precisamente dos partidos que se mantuvieron al margen de los posicionamientos eurocomunistas.

Por otro lado, casi 20 aos despus de la cada de la Unin Sovitica, apenas comienza a desperezarse la izquierda alternativa en Europa. El duro golpe ideolgico y psicolgico que supuso la implosin del modelo del socialismo real, slo se est consiguiendo revertir gracias a las nuevas experiencias transformadoras que emergen en Amrica Latina. La profundidad que stas tengan y su contribucin a la generacin de un nuevo paradigma socialista, marcarn el futuro de las fuerzas de la izquierda alternativa en Europa y en el mundo.

Ciertamente preocupante es el panorama que vive Europa. Como sucediera en los aos 30, la incapacidad de los gobiernos europeos para ofrecer una alternativa a la crisis econmica, est favoreciendo el crecimiento de fuerzas polticas que explotan el odio racial como bandera. Las instituciones y gobiernos europeos no son capaces de generar ninguna poltica nueva que no sea ms neoliberalismo, y la debilidad de la izquierda es un obstculo para que sea visualizada como alternativa. En esta coyuntura, no debe obviarse el inters que sectores econmicos poderosos puedan tener en que la alternativa poltica surja de la ultraderecha. As las cosas, o bien los gobiernos y las fuerzas polticas democrticas toman conciencia del peligro que ya se est materializando, o puede que temores casi olvidados vuelvan a hacerse realidad.

Fuente:www.observadorglobal.com














Noticias relacionadas de Europa

  Corriere dello Sport atacó el torneo por apestar a anglofilia y anti-italianismo.

  Snowden: fin del caso contra Assange, tras la confesión de un testigo clave de que mintio

  ¡Vete a la mierda!


Te puede interesar!

López Obrador y la irren
Chile busca reactivar ser
Marcos Barraza, el operad


Argentina promulga histó
La teoría de la fuga de
La realidad no existe has
estocolmo



Ultimas Noticias

De interés

Convención Constitucional - Chile
Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
estocolmo