El gobierno italiano, acorralado
El gobierno italiano, acorralado


Europa | Política
Publicada:2010-11-13
 Sergio Infante

Elisabetta Piqué
Corresponsal en Italia
ROMA.- El gobierno de Silvio Berlusconi podría tener los días contados. Acorralado por sus escándalos con chicas menores y la implosión de su coalición con Gianfranco Fini, el premier italiano deberá enfrentar ahora una moción de censura en el Parlamento.




El principal partido de la oposición italiana, el Partido Demócrata (PD), presentó ayer en la Cámara de los Diputados la moción contra el gobierno, con el apoyo del también opositor Italia de los Valores (IDV). El líder del PD, Pierluigi Bersani animó a Fini a que su grupo parlamentario, Futuro y Libertad (FyL), apoye la moción.

"Quiero creer que si se ejercita la coherencia de todos aquellos que piensan que esta fase está acabada, ésta es una ocasión para demostrarlo", dijo Bersani.

Después del ultimátum de Fini, que el domingo pasado pidió su dimisión y que pasado mañana retirará del gobierno la delegación de FyL, su nuevo partido "rebelde", las cartas parecen estar echadas: Berlusconi, de 74 años, ya no tiene los números para gobernar.

El Cavaliere dijo que no piensa renunciar y aseguró más de una vez que resistirá hasta que Fini, presidente de la Cámara de Diputados, lo vote en contra en ese recinto, donde nacen y mueren los gobiernos en Italia.

Los principales protagonistas de lo que los analistas llaman la "crisis política más larga" de la Segunda República hicieron saber que esperarán hasta diciembre para el golpe final.

Por motivos de "responsabilidad institucional", nadie quiere "abrir" la crisis política antes de que el Parlamento apruebe las leyes de presupuesto y de estabilidad, cruciales para capear la tormenta económico-financiera en curso.

Lo cierto es que diciembre es un mes clave también por otras cuestiones: el 14 se espera que el máximo órgano judicial se expida sobre la constitucionalidad de la ley de legítimo impedimento, que le permitió a Berlusconi eludir los juicios que tiene pendientes por corrupción.

Además, la Liga Norte de Umberto Bossi, aliada de Berlusconi, pretende en diciembre la aprobación final del federalismo fiscal, uno de sus grandes objetivos políticos.

Después de fracasar, anteayer, una mediación de Bossi, que intentó ver si aún había posibilidades de una tregua entre Fini y Berlusconi, ahora se manejan tres escenarios posibles: el de elecciones anticipadas, posiblemente en abril (que es lo que querría Berlusconi, que más allá de la baja de popularidad y el desgaste, apuesta a su innegable carisma); el de un gobierno técnico-institucional (formado por el oficialismo y algunos partidos de oposición), y el de otro gobierno de centroderecha sin Berlusconi.

Los nombres que circulan para la sucesión son el de los actuales ministros de Economía e Interior, Giulio Tremonti y Roberto Maroni, respectivamente, así como el de Mario Draghi, el "gobernador" de la Banca de Italia (como se llama aquí el banco central).

En un clima de cuenta regresiva, hierven maniobras varias y juegos tácticos incomprensibles para los comunes mortales.
Fin de reinado

Salvando distancias y diferencias, algunos comparan estos "últimos días del Imperio" con las históricas caídas de Benito Mussolini y de Bettino Craxi, líderes aclamados durante su apogeo y, a la hora del final, denostados y renegados por sus más fieles.

"Son días ya vividos en nuestro país, días de «yo nunca fui fascista» o «yo nunca fui craxiano»", escribió en el diario La Stampa Michele Brambilla.

Este analista destacó que hasta Vittorio Feltri, ex director de Il Giornale y berlusconiano de la primera hora, en una entrevista admitió que "mucha gente de derecha tiene las b... llenas de todas las velinas [chicas] de Berlusconi" y que no le gustó nada el caso Ruby, la menor marroquí que el premier ayudó a salir de una comisaría de Milán.

"Berlusconi está cansado, confundido y no hizo muchas cosas que debería haber hecho", agregó Feltri.

En este clima de fin de reinado, no causó demasiado revuelo la noticia de que el ex alcalde de Palermo y famoso mafioso de la Cosa Nostra Vito Ciancimino, fallecido hace ocho años, se habría reunido tres veces en Milán con Berlusconi, entre 1972 y 1975.

Así lo reveló la ex esposa del político corleonés, Epifania Scardino, al testimoniar ante la justicia que ella misma presenció en dos oportunidades estos encuentros, en los que se habló de presuntas inversiones en el complejo edilicio Milano 2, propiedad de Berlusconi.

Comparte


Noticias relacionadas de Europa

✅ La mentalidad del Reino Unido hacia China muestra una seria regresión
✅ Así es como se ve la desintegración europea
✅ El virus genera el mismo miedo y ansiedad causados por el terrorismo
✅ ¿Matará el Coronavirus a la Unión Europea?
✅ ¿Hasta qué punto debemos temer el coronavirus de Wuhan en Europa?

Te puede interesar!

América Latina, un conti
El profundo salvaje: Desc
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has


Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo