Francia | Cine

Murió el documentalista chileno José Maldavsky


Por Agencias
Publicada:2016-09-06

Dejó existir en París, Francia, donde residí­a desde hace años con su familia, su esposa Marilú y sus hijos Alioshsa, Yuri y Nicolás. Fue uno de los artistas chilenos de la generación que combatió la brutal dictadura.

JOSÉ MALDAVSKY PHOTO ARCHIVE DE DOMINIQUE VIDAL, 1986
Murió el documentalista chileno José Maldavsky

Dejó existir en París, Francia, donde residí­a desde hace años con su familia, su esposa Marilú y sus hijos Alioshsa, Yuri y Nicolás. Fue uno de los artistas chilenos de la generación que combatió la brutal dictadura.

Parí­s- El viernes pasado de un infarto cardiorrespiratorio y en forma sorpresiva murió uno de los grandes artistas chilenos de la generación que  combatió a la dictadura pinochetista. Considerado un héroe del contraataque ante la Operación Cóndor, dejó de existir en París, Francia, donde residía desde hace años con su familia, su esposa Marilú y sus hijos Alioshsa, Yuri y Nicolás.

La comunidad artí­stica chilena  y otros latinoamericanos que residen en la capital francesa le harán un homenaje de alegría, con canciones de Mercedes Sosa y otros cantantes de nuestro continente que él admiraba.

Ahora con la infausta noticia de su muerte y el dolor de su amiga Marta Rojas, me pregunto, ¿Cuán breve fue nuestro encuentro de tres horas en un bar parisino? Ese dí­a de noviembre no í­bamo a ver solamente para entregarles algunos ejemplares de la novela "Las campanas de Juana la loca. Nos citamos en el café Les Associes frente a la plaza Bastille por la vereda del Opera Bastille. Lo vi llegar en su bicicleta y nos acomodamos para uno ligero café pero después de conocernos en un primer semblante parecía que no queríamos despedirnos. Me mostró una fotografí­a de una de sus nietas. Nos agarró la noche y como si hubieran  sido poco las tres horas de charla para recorrer nuestra Latinoamérica me acompañó con su bicicleta al lado. Caminamos por la orilla del rí­o Sena hasta que nos dimos el único abrazo en vida. Todaví­a retumbaba en él una muestra retrospectiva que habí­an hecho en Buenos Aires meses antes.

Murió un grande de los nuestros, un artista, un combatiente, un amante continental. 

Pinceladas de su larga historia

Alberto Nadra en un texto donde anunció su muerte señala que "en París, nunca tan lejano, se nos fue el querido "Pepe, el periodista chileno José Maldavsky: serio cuando habí­a que serlo. De un humor corrosivo aún en las paradas más difícil. Inflexible con las agachadas.

Con él Isidoro Gilbert, Lucho Córdoba, Enrique Martini, mi hermano Rodolfo Nadra, el poeta paraguayo Elvio Romero, el charrúa Ricardo Saxlund,  entre otros integramos un equipo de contrainteligencia, y en ocasiones de acción, que denunció y enfrentó la Operación Cóndor, desde fines de los años 70 hasta avanzados los años 80. Su sede argentina fue una oficina en Córdoba 652, 11 E, y hombres y mujeres en Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, como equipos en Praga, Berlín, Moscú  y las principales capitales europeas.

Parcialmente cuento esa historia en mi libro "Secretos en Rojo. Un militante entre dos siglos.

Tal vez alguien, alguna vez, rinda homenaje a esos luchadores, escriba ampliamente su historia, omitida aún en los comentarios de la prensa canalla acerca de las explosivas revelaciones que realicé, relegada por una Academia que investiga solo lo que le interesa o rinde, económica o políticamente. En los dos ámbitos, la prensa y la academia, a la dominante historia de los vencedores se ha incorporado ahora lo que considero "La historia de los vencedores entre los perdedores". Para la primera hay mucho espacio, para la segunda menos, para la tercera nada, o casi nada, que "no es lo mismo pero es igual",

Pepe, dio testimonio en una nota para el libro, que lo pinta de cuerpo entero, tanto al que conocí­ como al hombre que se forjó en las décadas siguientes: "Aunque les asombre, no tengo intención de relatarles en detalle mis recuerdos de la aventura de la calle Córdoba 652, en Buenos Aires, entre el año 1973 y el año 1975.

La pregunta que surge hoy de esta experiencia se vuelca en dos palabras; memoria y resistencia: en qué medida Córdoba 652 es una referencia?

"Después de los acontecimientos de Córdoba 652, los tiempos han cambiado. Pero el compromiso democrático ha adquirido el sentido de una lucha que traza, sin descanso, las vías de transmisión de la memoria histórica y la necesidad absoluta de resistir.

"Casi cuarenta años más tarde, nuestros modestos despachos noticiosos revelan el lugar determinante de la historia de resistentes anónimos contra la dictadura en la vida polí­tica de las democracias.

"Nuestro profesionalismo permite demostrar hoy que memoria y resistencia permanecen como un valor fundador de la legitimidad de optar por la democracia.

"Hoy nuestros paí­ses se desarrollan, pero el riesgo del olvido de un pasado reciente nos invita a mirar hacia atrás. La memoria es un valor esencial de la vida social. Ella surge cuando las sociedades se enfrentan a la historia de su fundación y a la herencia recibida de los regí­menes precedentes.

"Tales enfrentamientos pueden redefinir la legitimidad de la elección de la democracia, pero también pueden terminar en la negación del pasado contribuyendo al cuestionamiento de los valores que la originan.

"La historia reciente de nuestros paí­ses prueba que memoria y resistencia están en el centro de los valores que permiten construir la democracia.

"Confirma que la memoria es la esencia de una crí­tica a la altura del hombre, frente a aquellos que privilegian una visión dogmática de una historia en movimiento y regida por las reglas de la economí­a de mercado.

"La historia fue escrita en Córdoba 652 paso por paso, en el anonimato. Ignorábamos si estábamos escribiendo las páginas de una historia triste para las nuevas generaciones: para que nunca más se repita, sigamos resistiendo.

"Quisiera por último rendir homenaje, agradecer y manifestar mi reconocimiento a la solidaridad internacional de los integrantes de la calle Córdoba 652, sin la cual no estarí­a escribiendo en este momento.

"No sólo me acogieron en su seno, con la generosidad que los caracteriza, sino además enarbolaron la bandera de la lucha de un pueblo martirizado por una dictadura como si fuera el suyo. Y eso no se olvida nunca. La DINA lo encarceló cuando editaba en la clandestinidad el periódico del Partido Comunista de Chile, El Siglo. Torturado y confinado, partió luego al exilio y se radico en Francia donde no abandonó sus ideales, pero se convirtió  en un documentalista de renombre internacional.

Fuente:eldiariodecarlospaz.com
Por Pedro Solans





Noticias relacionadas de Francia

✅ Suecia vs Chile en la Copa Mundial de fútbol femenino en Francia
✅ Chile vs Suecia en el Mundial Femenino de Francia
✅ Ejército francés neutraliza hombres armados con patineta voladora
✅ Mensaje europeísta de Macron y Merkel al conmemorar el centenario del armisticio
✅ Nicolas Sarkozy arrestado por campaña ilegal en Francia, los fondos de Libia

Te puede interesar!

Estocolmo: 18 muertos en
Apruebo: para que el Sí
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
Mapping 2019 Convid
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad


Ultimas Noticias

De interés