Mundo | Internet

Anonymous, algo m醩 que un espectador



Anonymous es como una marca que engloba muchas mentalidades. Son independientes y porque se involucren en un ciberataque, no tienen porque hacerlo en otro, la decisi髇 la toma cada uno de acuerdo con sus creencias. La libertad es total y se mueven con una transversalidad genuina.

Han colapsado las p醙inas web gubernamentales de T鷑ez, han atacado empresas como Visa, Mastercard o Paypal y han salido en defensa del jefe de las filtraciones Wikileaks, Julian Assange. Dicen no tener jerarqu韆, ni una l韉er que los represente. Los nuevos activistas se llaman Anonymous, trabajan desde la Red y no creen en izquierdas o derechas, pero s en un mundo democr醫ico y transparente.

Las nuevas tecnolog韆s est醤 revolucionando las comunicaciones y otros muchos aspectos de la vida. Hasta no hace mucho el activismo pol韙ico s髄o se pod韆 ejercer a trav閟 de un sindicato o una asociaci髇 vecinal, siempre en la calle, con pancartas y gritos como 鷑ica arma. Pero este nuevo movimiento, que se esconde tras la pantalla de ordenador y la m醩cara de un personaje de c髆ic, ha sido capaz de llamar la atenci髇 de la opini髇 p鷅lica y de los medios de comunicaci髇, y reclutar cada vez m醩 seguidores. Se estima que Anonymous cuenta con unos 33.000 colaboradores en todo el mundo, aunque no todos involucrados a los mismos niveles.

La forma m醩 com鷑 en como realizan sus ataques cibern閠icos es a trav閟 de los llamados DoS (Denial of Service, por sus siglas en ingl閟). Estos ataques hacen que un servidor se sature y que, por lo tanto, sea imposible entrar a la p醙ina en cuesti髇. Los j髒enes que interact鷄n y se movilizan bajo este nombre tienen una edad que oscila entre los 18 y 35 a駉s, pero no hay l韒ites ni censuras. El 鷑ico requisito es estar familiarizado con las herramientas que la Red proporciona.

Anonymouses como una marca que engloba muchas mentalidades. Son independientes y porque se involucren en un ciberataque, no tienen porque hacerlo en otro, la decisi髇 la toma cada uno de acuerdo con sus creencias. La libertad es total y se mueven con una transversalidad genuina.

揘os opondremos a cualquier violaci髇 de derechos humanos. Nos opondremos a cualquier ataque del gobierno. Si esto sigue as. La revoluci髇 ser la 鷑ica opci髇, asegura para El Pa韘 un ciberactivista de este movimiento que asume la globalizaci髇 y no entiende de fronteras, ni de rangos, ni de ideolog韆s. Tan s髄o pretende luchar contra la corrupci髇 en las estructuras de poder y en defender la libertad en Internet.

A veces, en se馻l de protesta, es com鷑 ver c髆o en algunas manifestaciones arde un contenedor o a trav閟 una cadena humana cortan una carretera. Los ciberactivistas de Anonymous tienen como arma una herramienta denominada DDoS, un sistema de comando que permite el ataque simult醤eo a un mismo objetivo. El 揳bordaje a la instituci髇 o empresa est organizado y programado para colapsar su web, ralentizarla o inutilizarla.

Con respecto al anonimato y al liderazgo, en Anonymous lo tienen muy claro: quien intenta destacar o aparecer como portavoz del movimiento lo marginan y le dan de lado. Es el caso de Coldblood 杝angre fr韆-, un miembro que asumi ese rol por cuenta propia y ahora nadie lo tiene en cuenta en esta comunidad organizada en c閘ulas. Adem醩, a pesar de su aparente desorganizaci髇 el diario brit醤ico The Guardian dijo que est醤 m醩 coordinados de lo que ellos creen.

Este movimiento de activismo digital surgi en el a駉 2008 en oposici髇 a la Iglesia de la Cienciolog韆. Consideran que ellos est醤 en las ant韕odas de todo lo que esta secta legal representa: oscurantismo, censura, y falta de transparencia. Fue la primera vez que salieron a la calle a protestar. Desde ese d韆 hasta hoy, han sido muchas las veces que se han puesto la m醩cara de la novela gr醘ica, V de Vendetta, para salir a la calle y denunciar mentiras, injusticias y faltas de libertad. La 鷏tima puesta en escena se pudo ver en los premios de cine espa駉l conocido como los Goya, donde m醩 de 200 activistas increparon a la ministra de cultura espa駉la, 羘geles Gonz醠ez Sinde, por las leyes que el gobierno est llevando adelante con respecto a las descargas de Internet y los derechos de autor.

Hoy ha sido en Espa馻, anteriormente fue en Londres, otro d韆 ser en Buenos Aires o en Pek韓. La revoluci髇 digital requiere de una m韓ima formaci髇. Los analfabetos digitales cada vez son menos y las posibilidades que estas ofrecen cada vez son mayores. Anonymus es un ejemplo de c髆o la sociedad civil puede organizarse y luchar contra las injusticias. Al margen del tipo de acciones que emplean, con el buen uso de la red se est demostrando que la sociedad civil puede dejar de ser un simple espectador.

David Garc韆 Mart韓
Periodista
ccs@solidarios.org.es






Noticias relacionadas de Mundo

✅ Caminos m谩s seguro, m谩s receptivo y din谩mico
✅ El beneficio m谩s popular del ajo, estimular el sistema inmunol贸gico
✅ Por qu茅 colocar a los pacientes de Covid-19 boca abajo?
✅ C贸mo el coronavirus ha da帽ado las cadenas mundiales de suministro de alimentos
✅ Coronavirus y sexo: preguntas y respuestas

Te puede interesar!

LUZ SOBRE LUZ: LA CENSURA
Apruebo: para que el S铆
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad


Ultimas Noticias

De inter茅s

Consultas Servel Chile
Chile a 40 a帽os del Golpe鈥  title=鈥滳hile a 40 a帽os del Golpe鈥  border=
Punto Final鈥  title=鈥漃untoFinal鈥  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo