En Chile, casas tan extremas como el paisaje
Chile | Arquitectura

En Chile, casas tan extremas como el paisaje


Por Agencias
Publicada:2019-03-19

Concepción, una pequeña ciudad al sur de Chile, hay una torre de dieciocho metros sobre una colina: un rectángulo austero de concreto entre eucaliptos y pinos


Concepción, una pequeña ciudad al sur de Chile, hay una torre de dieciocho metros sobre una colina: un rectángulo austero de concreto entre eucaliptos y pinos
EN LOS LÍMITES de Concepción, una pequeña ciudad al sur de Chile, hay una torre de dieciocho metros sobre una colina: un rectángulo austero de concreto entre eucaliptos y pinos. Ubicada al final de un camino lleno de baches que recorre casas modestas de dos pisos, la torre se cierne sobre la ladera boscosa. Las ventanas cuadradas de varios tamaños son perforaciones en los muros que parecen los espacios negros de un crucigrama. Con sus ángulos rectos y su geometría sólida, el edificio podría ser un granero o una torre de vigilancia con vista hacia el Biobío, el río que, durante 300 años, marcó la frontera entre la colonia española y los territorios de los pueblos mapuches no conquistados en el sur. Sin embargo, se trata del hogar y el estudio de Mauricio Pezo, de 45 años, y Sofía von Ellrichshausen, de 42, cuya firma, Pezo von Ellrichshausen, es parte de un grupo de iniciativas arquitectónicas innovadoras en Chile que está estableciendo una estética regional que alude al brutalismo y al mismo tiempo respeta la topografía peculiar del país.
Casa Cien de Pezo von Ellrichshausen, llamada así porque se encuentra a cien metros sobre el nivel del mar, tiene un plano de piso limitado que repite el mismo cuadrado dividido por una cruz asimétrica en los siete niveles de habitaciones y tres niveles de oficinas de la torre, que están apilados como un rompecabezas vertical. Las escaleras estrechas en espiral hechas con bloques tallados a mano de ciprés chileno conectan la torre con la cocina y la sala en el podio. La pareja formó el exterior con concreto reforzado y después quebró manualmente la capa exterior mediante un proceso que Pezo, quien pasó su infancia a dos horas de Concepción, describe como “demolición estética”.

“Cuando comenzamos a construir, los vecinos estaban escandalizados”, me dijo Von Ellrichshausen una tarde reciente de enero durante el punto álgido del verano austral. “Estábamos parados frente al edificio y la gente nos preguntaba: ‘¿Qué es?’”, dice Pezo. “Luego, una vez alguien se detuvo y nos preguntó qué era”, agregó Von Ellrichshausen, que creció al otro lado de la frontera, en la ciudad turística de Bariloche, Argentina. “Esa es una pregunta mucho más amable”.

La casa diseñada por Cecilia Puga en Bahía Azul, Los Vilos, consiste en tres cajas de concreto con la forma de una casa típica, una invertida y apoyada en la parte superior de las otras dos. La lámpara es un diseño de Isamu Noguchi, y la silla de mariposa es de Knoll.CreditJason Schmidt

Rodeado por el desierto de Atacama al norte, los Andes al este y el Océano Pacífico al oeste, Chile siempre se ha definido por sus extremos: no está en medio de la nada, pero sí se encuentra al borde de la nada. Al inicio del siglo XVI, los incas ocuparon la parte norte del territorio actual de Chile como una zona intermedia entre los asentamientos ricos y poblados de Perú y los bosques salvajes y primitivos del sur. Los españoles llegaron hasta Concepción, que, hasta principios del siglo XIX, sirvió de cuartel contra los mapuches. Aunque la monarquía española se construyó sobre la base de las grandes civilizaciones precolombinas en México y Perú, en Chile —que en gran parte no contaba con los metales preciosos que enriquecieron a otras naciones— los edificios generalmente eran rústicos y propensos a la destrucción debido a los terremotos frecuentes. Incluso la clase alta de Chile históricamente ha evitado la ostentación y ha preferido la practicidad austera; en Concepción, por ejemplo, los edificios más antiguos son apenas de los años cincuenta.

El paisaje chileno, que abarca 4301 kilómetros de norte a sur y, en promedio, solo 177 kilómetros de este a oeste, es inmenso pero endeble, lleno de costas rocosas y cimas elevadas con pocas zonas habitables en medio. Cada pocos años, algún volcán cubre el campo de ceniza, algún sismo sacude alguna ciudad hasta los cimientos o algún tsunami devora otro metro de costa. La poeta chilena Gabriela Mistral, primera escritora latinoamericana en ganar el Premio Nobel de Literatura, escribió en su primera antología poética, Desolación (1922), sobre un país donde “el mar invade la montaña” y comparó el cielo chileno con “un inmenso corazón que se abre, amargo”. Pablo Neruda, su discípulo y segundo poeta chileno en ganar el Nobel, escribió en el primer volumen de su colección Residencia en la Tierra (1925-45) sobre “algo tenazmente supuesto entre mi vida y la tierra / algo abiertamente invencible y enemigo”. En esos mismos años, mientras vivía en el extranjero debido a un exilio autoimpuesto como diplomático honorario, Neruda publicó un manifiesto que tituló “Sobre una poesía sin pureza” (1935). Allí escribió: “[…] la constancia de una atmósfera humana inundando las cosas desde lo interno y lo externo. Así sea la poesía que buscamos, gastada como por un ácido por los deberes de la mano […]”.

nytimes.com
Por Michael Snyder
March 19, 2019
Leer nota completa en español





Noticias relacionadas de Chile

✅ Joven mapuche sueco detenido arbitrariamente en Temuco
✅ Cámara aprueba realización de un plebiscito nacional para una nueva Constitución
✅ Lo que el Estado ha dicho no es la verdad: Patricia Muñoz ante la C-I de DD.HH
✅ El pacto secreto entre la Concertación y Pinochet.
✅ Este pueblo tiene el derecho a destruirlo todo porque todo le han destruido

Te puede interesar!

Joven mapuche sueco deten
Las sorpresivas recomenda
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés

Chile a 46 años del Golpe”  title=”Chile a 46 años del Golpe”  border=
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu