La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) formará un partido político
América Latina | Política

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) formará un partido político


Por Agencias
Publicada:2019-10-15

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) formará un partido político para presentarse en las elecciones presidenciales de 2021 y buscará representar a los sectores de centro y de izquierda


La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) formará un partido político para presentarse en las elecciones presidenciales de 2021 y buscará representar a los sectores de centro y de izquierda, según el presidente del movimiento, Jaime Vargas.

"Estamos pensando en ser una opción política para las elecciones 2021; eso es lo que pide el pueblo, no lo digo yo. Nosotros vendríamos a aglutinar a todos los sectores de centro y de izquierda en términos ideológicos", afirmó Vargas a Sputnik.

Entender con claridad la cosmovisión, tiempos o la racionalidad de los indígenas de Sudamérica, particularmente de Ecuador es complejo. Ningún Gobierno lo ha hecho, ni siquiera el de Lenín Moreno, cuyo gabinete padece la peor crisis social, política y económica desde que asumió la dirección del país el 24 de mayo de 2017.

“Ellos son vistos por los mestizos, mayoría en Ecuador, como tercos y rudos. El mundo indígena ha sido históricamente segregado. Su accionar es una respuesta al racismo que viven a diario; solo confían en sus iguales”, matiza el investigador Pablo Romero, de la Universidad Politécnica Salesiana.

El saldo: un millar de detenidos, miles de millones en pérdidas, la cuarta parte del país paralizada, especialmente Quito, tomada por los manifestantes; y una decena de muertos, entre ellos, un agricultor y dirigente que se ha convertido en símbolo de la resistencia, Inocencio Tucumbi, de 50 años, que dejó su comunidad -a 115 kilómetros de Quito- para llegar a la capital, caminando, junto a su esposa y tres de sus siete hijos. Tras el luto, la familia volvió a las calles a protestar.

“¡Ellos están poniendo los muertos! Sería mezquino que cualquier organización política y social quiera atribuirse esta lucha y esta bandera histórica”, dice Paola Pabón, Prefecta de Pichincha.

Aquellos hombres y mujeres han dejado sus montañas y páramos de la serranía ecuatoriana y la agreste selva de la región Amazónica para llegar -incluso a pie- hasta el centro del poder a reclamar. Fueron ellos quienes derrocaron a los presidentes Abdalá Bucaram (1997), Jamil Mahuad (1999) y Lucio Gutiérrez (2005).

La protesta la dirige la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), fundada en 1986 y que en 1990 impulsó el primer levantamiento. Entonces, miles se movilizaron hacia Quito, dejaron de ser invisibles y consiguieron 2,3 millones de hectáreas de tierra.

La fuerza de Conaie
La Conaie, que agrupa a la Ecuarunari (sierra andina) y Confeniae (Amazonía), tiene en Pachakutik su brazo político de izquierda, creado en 1995. Hoy ese partido ocupa cinco de los 137 escaños del Legislativo, aunque han llegado a obtener hasta un 10% de curules. La Conaie cuenta con 14 nacionalidades y 19 pueblos indígenas. Después del levantamiento nacional del Inti Raymi en junio 1990, se convirtió no solo en la organización indígena más importante, sino en una de las organizaciones sociales hegemónicas del país y del continente.

Para Mónica Franco Pombo, Vicerrectora Académica de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil, los indígenas han sido “un grupo centenariamente excluido y movilizado por dirigentes que han buscado su acomodo y no precisamente para superar las exclusiones. Pero por otro lado vivimos en una estructura social que los ha olvidado, postergado miserablemente. La visión de un país que aspira al bienestar común debe generar una política de atención para los grupos vulnerables y, lamentablemente, eso no ha ocurrido. El poder político ha cabalgado sobre los cuerpos de los menos favorecidos; no solo los indígenas, también los afro ecuatorianos o los mestizos que viven en la marginalidad. Los ha utilizado para detentar el poder y luego los ha seguido sepultando en la miseria”.

Un 68% de los pobres en Ecuador es indígena. Las reformas acordadas con el FMI implican el fin de la ayuda, por 1.300 millones de dólares al año, que destinaba el Estado para amortiguar el precio de los combustibles.


Cómo Correa frenó a los indígenas durante una década
El investigador Phillip Altmann, en su artículo El movimiento indígena ecuatoriano como movimiento social, analiza cómo la Conaie perdió poder al ser parte del Gobierno de Lucio Gutiérrez, que fue derrocado en 2005. “Representó el final de la hegemonía de la Conaie. Esto dio un espacio a otras organizaciones, sobre todo la Feine y Fenocín, que lo aprovecharon para ampliar su posición”.

Esta nueva situación plural se hizo más evidente con la llegada de Rafael Correa al poder (2007-2017), el gobierno más largo e ininterrumpido de la historia, que empezó a apoyar a las organizaciones indígenas más pequeñas y fortaleció más a la Fenocín y la Feine. El plan: quitarle legitimidad a la Conaie.

“Otra estrategia del gobierno consiste en integrar dirigentes de las organizaciones indígenas a su gabinete, algo que afectó sobre todo a la Conaie, que perdió una serie de sus líderes históricos. La instalación de una serie de programas de ayuda social y de cooperación al desarrollo por el gobierno, especialmente el bono de desarrollo humano y los programas “socio-páramo” y “socio-bosque”, de protección del medio ambiente, han tenido éxito en involucrar directamente las organizaciones de base, sin pasar por las estructuras de la Conaie y, por lo tanto, debilitándola”.

Un ataque claro de Correa hacia la Conaie es el fin de la autonomía de la Dirección de Educación Intercultural Bilingüe en 2009. Muchos de los líderes indígenas trabajaban como profesores en este sistema. De la misma forma, ese régimen terminó con el control de la Conaie sobre el Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador (Codenpe), transfiriendo sus funciones a agencias estatales.


Un pueblo con justicia propia
La Constitución de Ecuador, en su artículo 171, permite lo siguiente:

“Las autoridades de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas ejercerán funciones jurisdiccionales, con base en sus tradiciones ancestrales y su derecho propio, dentro de su ámbito territorial, con garantía de participación y decisión de las mujeres. Las autoridades aplicarán normas y procedimientos propios para la solución de sus conflictos internos, y que no sean contrarios a la Constitución y a los derechos humanos reconocidos en instrumentos internacionales.

El Estado garantizará que las decisiones de la jurisdicción indígena sean respetadas por las instituciones y autoridades públicas. Dichas decisiones estarán sujetas al control de constitucionalidad. La ley establecerá los mecanismos de coordinación y cooperación entre la jurisdicción indígena y la jurisdicción ordinaria”.


Conaie tilda de oportunismo a las declaraciones de Rafael Correa

En un mensaje difundido a través de su cuenta de Twitter, el expresidente Rafael Correa se solidarizó con las familias de los fallecidos, así como con las personas que han resultado heridas y detenidas durante la jornada de protestas

El expresidente aseguró que el distanciamiento del actual Mandatario con las facciones correístas es la causa del malestar social que se vive en las calles. "Es (Lenín) Moreno quien rompió la democracia y la ley cuando traicionó el programa de gobierno vencedor en las urnas, que hubiera evitado todo lo que estamos pasando". En respuesta a las declaraciones, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) tildó al exmandatario de "miserable".

A través de su cuenta de Twitter, la organización rechazó "el oportunismo descarado, el correísmo nos criminalizó y asesinó a compañeros durante 10 años, hoy pretende aprovecharse de nuestra plataforma de lucha".

"No olvidamos a José Tendetza, Bosco Wisuma, Fredy Taish, asesinados por su aparato estatal", concluyó la Conaie en su publicación.

José Isidro Tendetza fue un líder shuar asesinado en diciembre de 2014. Su cuerpo fue hallado en un río del cantón El Pangui, Zamora Chinchipe, una zona minera. Sus pies y manos estaban atados. Él, junto con otros comuneros de su zona, libraban una batalla jurídica para evitar ser desalojados de sus tierras, en disputa con la empresa canadiense Ecuacorriente para la recién inaugurada planta minera a gran escala Mirador.

Bosco Wisuma era un profesor que el 30 de septiembre de 2009 murió en medio de protestas convocadas por las nacionalidades indígenas para rechazar la propuesta de Ley de Aguas promovida por el partido de Rafael Correa. Su muerte ocurrió en el puente sobre el río Upano. El informe forense concluyó que Wisuma murió por el impacto de perdigones y la Policía Nacional negó que se hayan utilizado este tipo de equipamiento para aquel operativo.

El Gobierno de ese entonces responsabilizó a José Acacho, presidente de la Federación de Indígenas Shuar del Ecuador (FISCH) y director de radio Arutam, por los incidentes. Según la justificación oficial, durante sus transmisiones radiales se hicieron llamados a la violencia.

En febrero de 2011, la Policía volvió a arrestar a Pepe Acacho, así como a los dirigentes indígenas Pedro Mashiant y Fidel Karinas, principal acusado del asesinato. Siete días después, una jueza de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha los puso en libertad. En 2013, Acacho y Mashiant fueron sentenciados por sabotaje y terrorismo organizado. En 2018, la Corte Nacional de Justicia negó sus recursos de casación, pero en la sentencia se cambió la figura de terrorismo por obstrucción de tráfico. En septiembre de 2018, Acacho volvió a ser detenido, pero Lenín Moreno emitió un indulto en octubre de ese mismo año.

Fredy Taish fue un indígena shuar que murió en noviembre de 2013 durante una incursión militar en el cantón Gualaquiza (Zamora Chinchipe) contra la minería ilegal. La versión oficial que emitió el Gobierno fue que Taish murió en medio de un enfrentamiento. El indígena había recibido un impacto de bala en el rostro.



Fuentes:La razón/EL COMERCIO





Noticias relacionadas de América Latina

✅ La película Joker: Es una imagen del nihilismo oscuro destinado a despertarnos
✅ Quién es el líder cocalero boliviano al que señalan como sucesor de Evo Morales
✅ Uruguay avisa de que abandonará el TIAR si se acuerda la vía armada para Venezuela
✅ América Latina frente a la nueva bipolaridad
✅ El Armagedón climático

Te puede interesar!

Cámara aprueba realizaci
Las sorpresivas recomenda
El pacto secreto entre la


La Fe secreta de Leonardo
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has
estocolmo_agenda

Ultimas Noticias

De interés

Chile a 46 años del Golpe”  title=”Chile a 46 años del Golpe”  border=
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu