Neoclasicismo sueco con rábanos voladores
Neoclasicismo sueco con rábanos voladores


Europa | Cultura
Publicada:2011-05-03

El Royal Swedish Ballet presentó en los Teatros del Canal una doble propuesta de integración de música y danza, partiendo de lo clásico para llegar a lo intemporal, al alimento estético, espiritual y artístico que necesita nuestra época. Tableau perdu (Cuadro perdido) es eso, un exquisita encuadre en la estética romántica que se apoya en la música de Felix Mendelssohn. Rättika (Rábano), parte también del romanticismo para llegar hasta hoy a través de la música de Johannes Brahms.



La danza clásica interpreta la música clásica y todo ello resulta de rabiosa actualidad. Cruce de géneros, baile de épocas, alimento neuronal cargado de sugerencias. Quizás síntoma de un bandazo neoclásico para inaugurar era. Las estampas visuales del cuadro perdido y hallado por los suecos son dignas de incorporarse a la más exigente selección del mundo actual de la danza.

El Real Ballet de Suecia es la cuarta compañía más antigua en el mundo, tras la de Paris, la de Copenhague y la de San Petersburgo. Ya en 1786 contaba con un cuerpo de baile de 71 integrantes, casi los mismos que ahora. Gran prodigio aunar una larga historia y un fecundo presente, tarea ardua en nuestras oscilantes latitudes. La compañía está girando en las últimas temporadas hacia modos más contemporáneos, lo que quedó reflejado claramente en el doble programa que propusieron: Tableau perdu estuvo a cargo del coreógrafo alemán Christian Spuck, de 41 años de edad, y Rättika, a cargo del sueco Mats Ek. Más clásica la propuesta del joven Spuck. Más contemporánea la del veterano Ek.

La dirección artística de este ballet de prestigio internacional corre a cargo desde 2008 del francés Marc Ribaud, que había iniciado dos décadas antes su carrera como coreógrafo, y de 1997 a 2006 fue director artístico del Ballet de la Ópera de Niza. Su gira española arranca en Madrid dónde sólo actuaron tres días (29, 30 de abril y 1 de mayo en los Teatros del Canal), para a continuación subirse a los escenarios de Gijón, Pamplona, San Sebastián y Valladolid. Una gira que estuvo precedida el año pasado por su presencia en Cataluña, donde en el Centre Cultural Caixa Terrassa presentaron coreografías de Pergolesi, Gottchalk, Beethoven, Tchaikovsky y Prokofiev.

El Real Ballet de Suecia ha parecido comprender y deseado orientarse hacia la infinita veta que representa la música clásica para la danza universal, abrazar la contemporaneidad desde los presupuestos de la danza clásica, integrándolos sin arrumbarlos: tenemos como "misión" ahora, sostiene Ribaud, no sólo interpretar el repertorio clásico sino presentar esos títulos "desde la mirada contemporánea" y abrirse a creaciones modernas, en un "equilibrio fantasioso". Ribaud dice admirar el trabajo de Nacho Duato y de su sustituto, José Carlos Martínez, y vota porque la Compañía Nacional de Danza (CND) sea capaz de convertirse en una formación mixta, contemporánea y clásica, a pesar de que sólo tiene 40 bailarines. "Harán un gran trabajo, estoy seguro, pero lo que no sé es cuánto tiempo tardarán. Creo que fue un error desmantelar la compañía de ballet clásico hace 20 años, debería haber continuado junto con la de Duato".

Fuente:periodistadigital.com

Comparte


Noticias relacionadas de Europa

✅ La mentalidad del Reino Unido hacia China muestra una seria regresión
✅ Así es como se ve la desintegración europea
✅ El virus genera el mismo miedo y ansiedad causados por el terrorismo
✅ ¿Matará el Coronavirus a la Unión Europea?
✅ ¿Hasta qué punto debemos temer el coronavirus de Wuhan en Europa?

Te puede interesar!

América Latina, un conti
El profundo salvaje: Desc
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has


Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo