En peligro la idea de una Europa sin fronteras


Europa | Política
Publicada:2011-05-15
Por Mayra José P Braca

Francia y Alemania impulsan facilitar la reintroduccin temporal de controles fronterizos en casos excepcionales

La Unin Europea se enfrenta a una etapa crucial para su supervivencia, pese a los mensajes de tranquilidad que se multiplican en los pasillos de Bruselas. Las discrepancias sobre la gobernanza econmica de la Unin, que dilatan la puesta en marcha del rescate portugus y cuestionan si conceder ms prstamos a Grecia, son una de tantas diferencias en el seno del club comunitario.




Esas divergencias socavan tambin el principio de la libre circulacin de personas, consagrado en los acuerdos de Schengen. Y al que se suele apelar como principal pilar del espritu comunitario, cuya vigencia se discute hoy ms que nunca, despus de que los responsables de Interior acordaran el jueves revisar la naturaleza del tratado con la intencin de restablecer controles en casos excepcionales.

Algo que de facto abrira la puerta a una mayor autonoma de los gobiernos en materia de inmigracin y reducira sobremanera el mbito de actuacin del Ejecutivo comunitario, al que slo se acudira para justificar la suspensin una vez adoptada.

Bruselas se esfuerza por intentar acercar las posturas de los Estados, a la vez que empieza a asumir que podra quedar relegada a un segundo plano, dado que la potestad de interrumpir Schengen bajo condiciones extraordinarias se sumara a las competencias nacionales de los pases. Tal y como quiere Alemania, de la que depende el xito de cualquier acuerdo en suelo europeo. Y al contrario de lo que desea la Comisin Europea, que va a tener que redoblar esfuerzos si quiere calmar el gallinero en que se ha convertido la Unin.

Artfice de la ltima polmica, Dinamarca lucha por aplacar los nimos del resto de socios europeos, a los que irrit tras adoptar unilateralmente la decisin de restablecer controles aduaneros con Suecia y Alemania, incidiendo en que slo afectaran a las mercancas, nunca a las personas, y achacando la iniciativa a su intencin de frenar la delincuencia en general y el trfico de drogas y seres humanos en particular. "Mucho ruido y pocas nueces", aseguran los nrdicos, quienes persiguen rebajar el alcance de una medida que, sin duda, supondra una verdadera suspensin de los acuerdos.

Los suecos, envueltos colateralmente en la polmica, abogaron ayer por secundar la intencin de los vecinos daneses. "Claro que es bueno que Dinamarca quiera adoptar medidas para garantizar que no tenemos trfico de drogas, actividad criminal, trfico de personas u otras cosas entre Suecia y Dinamarca. Nosotros ya tenemos un control fronterizo similar", declar el ministro de Finanzas del pas escandinavo.

Francia e Italia, en cambio, se sirven de una retrica algo menos explcita. Defienden tambin revisar las normas para introducir inspecciones fronterizas en circunstancias an por clarificar. Al mismo tiempo que Pars y Berln sacan los colores al Gobierno de Berlusconi por los permisos de residencia temporal que concedi a aproximadamente 20.000 inmigrantes.

La UE no ayuda a sus miembros

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, volvi ayer a criticar el papel de la UE en la gestin de la crisis migratoria al asegurar que no hace aquello que prometi. Maroni, a propsito de la afluencia masiva de inmigrantes tunecinos a Lampedusa, sugiri que su pas deba abandonar la Unin ante la escasa ayuda que Italia reciba.

Otros pases como Espaa, Malta y Blgica se niegan en rotundo a modificar el tratado, lo que consideraran una involucin, si bien el ltimo de los tres plane en plena Semana Santa la sospecha de que se empezaba a reforzar la presencia policial en los aeropuertos.

A pesar de las posturas enfrentadas, Europa acaba de dar cobijo a alrededor de 850 refugiados, que huyen casi en su totalidad de los conflictos armados del norte de frica. Un gran nmero se encuentra ya en Malta mientras que Noruega albergar a otra gran cantidad, al igual que Suecia. Espaa, Francia y Alemania, a otro tanto. Una nueva muestra de la ambigedad de los polticos, que por una parte socavan la Europa sin fronteras y por otra se esfuerzan en demostrar su disposicin a trabajar por la integracin de los inmigrantes.

El Ejecutivo comunitario, no obstante, se muestra dispuesto a jugar sus bazas y ayer amenaz con abrir un expediente a Dinamarca en caso de que el gobierno del pas nrdico siga adelante con la medida de instaurar controles "permanentes y visibles". Segn la comisaria de Interior, Cecilia Malmstrom, vulneraran la legislacin de la UE. Malmstrom confirm que el Ejecutivo comunitario "utilizar los instrumentos de que dispone con la intencin de garantizar que se respete el derecho europeo".

Bruselas quiere adems saber si esta iniciativa formar parte de un paquete ms amplio destinado a controlar la delincuencia y preguntar a Copenhague por la "base legal" y las fuentes de informacin que manejar cuando introduzca los controles. En la misma lnea se mostr el presidente de la Comisin, Durao Barroso, quien incidi en que corresponde a Dinamarca probar que las acciones previstas resultan "proporcionadas y aptas para garantizar el cumplimiento de la legislacin e indispensables para ese objetivo".

Queda por ver en qu medida la Comisin influye en la postura danesa, teniendo en cuenta que el control de las aduanas forma parte de las competencias de los Estados y que los procesos disciplinarios pueden dilatarse aos y aos.

Precisamente uno de los Estados que acoger a parte de la nueva ola de refugiados procedente del norte de frica, Francia, abri la caja de los truenos cuando hace aproximadamente tres semanas decidi, por "razones de orden pblico", interrumpir la circulacin de trenes procedentes de Italia para evitar una avalancha de inmigrantes que huan del norte de frica.

Desde entonces hasta hoy, y tras debates, anuncios, amenazas y correspondencia con acuse de recibo entre Sarkozy, Berlusconi y Barroso, lo nico cierto estriba en que los socios comunitarios miran hacia otro lado despus del peligroso anuncio de Dinamarca. En suma, los artfices de la Europa sin Fronteras continan emplazando a nuevas reuniones, con lo que retrasan todo lo posible la adopcin de una decisin definitiva sobre la interrupcin del tratado, si bien Malmstrm debe presentar a principios de junio su propuesta para esclarecer las condiciones excepcionales bajo las que presuntamente se podr suspender Schengen.

Y no slo abri la caja de Pandora, sino que Francia sigue recrudeciendo su poltica migratoria al promulgar la quinta ley que regula la materia desde 2003. Desde el Elseo se insiste en que se trata de una norma tendente a impedir la afluencia de extranjeros ilegales a territorio galo, aunque los partidos de izquierda inciden en que "de hecho" se endurecern las condiciones de acogida a inmigrantes por parte del pas francs.

Y todo ello cuando an resuenan los ecos de la tan criticada decisin del presidente francs, Nicolas Sarkozy, que decidi comenzar a expulsar a la raza gitana de territorio francs, y que todava hoy constituye un arma arrojadiza que los adversarios del presidente de la Repblica siguen utilizando contra sus propuestas.
Espaa y Canarias

Espaa, uno de los pases histricamente ms afectados por las oleadas de inmigrantes que llegan a las Islas Canarias, mantiene una postura de rechazo absoluto a la modificacin del tratado de Schengen. Incluso, aunque Europa no siempre se muestre sensible con sus necesidades.

La misma Alemania que hoy aboga por reintroducir los controles bajo el arbitrio de los gobiernos nacionales, en 2006 deneg la ayuda que solicit nuestro pas a la UE como consecuencia de las oleadas de inmigrantes que arribaban a las costas del archipilago. La locomotora europea achac su rechazo a los ms de 340.000 inmigrantes que se vio obligada a acoger sin ningn tipo de apoyo tras la desintegracin de los Balcanes. Entonces, Europa tuvo que hacer frente a ms de 600.000 refugiados procedentes de la extinta Yugoslavia, con el apoyo en aquel momento de Dinamarca.

Jose Carlos de la Pola | 14/05/2011
Eleconomista.es


Comparte






Noticias relacionadas de Europa

✅ Seis países de la UE conectarán sus apps de rastreo para el Covid-19
✅ COVID-19: Europa debe prepararse para un aumento de fallecidos este otoño, según la OMS
✅ Otorgado el Premio de la Paz de Stuttgart 2020 a Julian Assange
✅ La mentalidad del Reino Unido hacia China muestra una seria regresión
✅ Así es como se ve la desintegración europea

Te puede interesar!

Ahora se trata de poder a
Chile: Cómo se construye
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has

Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo