Almedalen bosqueja un nuevo mapa político


Suecia | Columna de Cándido
Publicada:2011-07-12
Por Cándido

La Semana de Almedalen, como se denomina a la comparecencia veraniega anual de los líderes de todos los partidos, más una variada fauna de lobbistas, periodistas y tilingos,en la isla de Gotland no pasará a la historia por la relevancia de los temas abordados.




Pero sí, puede que sea recordada por haber marcado un antes y un después en el mapa político de Suecia. Los cambios que se barruntan  no serán traumáticos ni inmediatos, pero se han puesto en marcha aunque ningún experto aventura los derroteros que seguirán.

Nuevos protagonistas han surgido y otros desaparecen, estos últimos no por voluntad propia sino porque  el éxito no ha coronado las esperanzas de sus seguidores ni han logrado entusiasmar a eventuales votantes sin partido.

Entre las nuevas figuras cabe mencionar a Håkan Juholt que fue electo     líder del Partido Socialdemócrata tras la renuncia de Mona Sahlin, y a Gustav Fridolin y Åsa Romson, nuevos portavoces del Partido del Medio Ambiente (MP).

No menos importante, porque estuvo representado por muchos de los presentes, es el nombre de Urban Bäckström, presidente de los empresarios de Suecia que coincidiendo con la iniciación de la Semana, exhortó al gobierno conservador actual, en un artículo de opinión, a buscar un entendimiento con el Partido del Medio Ambiente (Verdes) ”cuyos principios sobre la sociedad han cambiado radicalmente y se asemejan a los de Svenskt Näringsliv”, según afirmó. Esta irrupción abierta  de Bäckström  en la arena política del país rompe una tradición de la poderosa  organización que preside, que siempre se abstuvo de manifestar preferencias en la pugna de partidos, aunque todos sabían donde estaba ”su corazoncito”y sus generosas  “contribuciones” a la causa. No resulta sorprendente, sin embargo si alguien se acuerda que, entrevistado cuando asumió la presidencia de la organización de los empresarios, prometió que esta”tendría, en adelante, una presencia más constante en el debate de la sociedad, con el objeto de influir en la opinion pública” (Ver artículo de Dan Josefsson, Så ska de skapa ett Sverige för de rika, Aftonbladet, 20-11-2006)

Los instrumentos para el cumplimiento de tales propósitos fueron, naturalmente, los medios de comunicación, la ya creada Think tank, Timbro con sus bien retribuidos colaboradores, diseminados por las redacciones políticas de los principales diarios y desde más recientemente y, en flagrante falta de respeto hacia los ciudadanos que la financian, a la SVT.

No resultó extraño entonces que el primer ministro Reinfeldt, en sus contactos con la prensa, recogiera la ”sugerencia” que venía de “arriba” y enviara “cumplidos” y también promesas a los Verdes a cambio de una  colaboración, que lo libraría de la permanente inseguridad e impotencia de su gobierno en minoría. Paralelamente  los noticiosos y ”expertos” de SVT-Timbro no escatimaban comentarios en favor de la ”alianza imposible”. No hubo indicios de que la propuesta prospere.

Entre los que se retiran de la actividad política, al menos en cuanto   al desempeño de cargos, fue confirmada la de  Maud Olofsson, líder del Partido del Centro, vice de Fredrik Reinfeldt durante su primer gobierno  2006-2010, y ministra de Asuntos industriales desde el comienzo del gobierno actual. Su renuncia había sido solicitada desde diversos estamentos del partido. Aparte de su mediocre gestión como  ministra, su decisión de revocar sin consulta a las bases la  tradicional  posición del  partido respecto a la progresiva eliminación del uso de la energía nuclear, le hizo perder la confianza de sus electores. Si a ello se agrega que en recientes sondeos el Centro no había alcanzado el fatídico límite del 4% de votantes, el descenlace era previsible.

Con la ayuda mediática de SVT, procuró edulcorar, lágrimas mediante, su obligado retiro como un gesto, poco convincente, de ”dar paso a las nuevas generaciones”.

Otro líder que se aferra desesperadamente, con resultado más que incierto, a su cargo es  Göran  Hägglund, del Partido Demócrata Cristiano. Con todas las reservas que suscitan las encuestas, el continuado descenso del apoyo electoral en las elecciones del 2006 y 2010 más la caída posterior reiterada, por debajo del 4%, lo que lo eliminaría del Parlamento, es poco probable que pueda sobrevivir.

La extinción política de ambos líderes, Olofsson y Hägglund, supone además la muy probable extinción de ambos partidos. Las transformaciones operadas en el país le han  quitado las bases de sustentación al Partido del Centro, que nació como nucleamiento de los poderosos propietarios agrarios. Y la fe ciega en el dios Mercado de los neoliberales, con su consiguiente desprecio por los valores no utilitarios, le ha quitado adeptos al Dios de los cristianos.

Ante este panorama la perdurabilidad de la Alianza por Suecia, como tal es muy problemática. Dirigentes y miembros de base centristas y democristianos, culparon a su adhesión a la Alianza, dominada por los Conservadores de su pérdida de identidad y apoyo.

Pero hay razones más sustanciales de inquietud. Lejos de recuperar prestigio, el discurso de Reinfeldt en Almedalen, resultó un fiasco hasta para sus propios ”admiradores” de SVT-Timbro y su figura aparece cada vez más opaca. Y preocupante para la derecha de cara al futuro cercano, como lo expresó parte de la derecha mediática.

La campaña encabezada por SVT y sus colaboradores de Timbro, de exaltación desmedida y sin base, de la figura de Fredrik Reinfeldt, ha mostrado tener un efecto contrario al perseguido. Y evidencia  una irritante subestimación de la capacidad de análisis de los ciudadanos.

Paralelamente Håkan Julhot, parece invulnerable a la sistemática campaña por desprestigiarlo. Su discurso elevó el nivel de la Semana y  le consagró por lejos como el triunfador. Curiosamente fue el orador que tuvo mayor cantidad de asistentes, según lo consigna el diario Dagens Nyheter del 10-07-11. Pese a que desde los primeros noticiosos de Ekot, Rapport y Aktuell, del día en que  iba a decir su discurso se “informó” durante todo el día de una “nueva encuesta” que mostraba  que la socialdemocracia carecía de arraigo en las ciudades y que Julhot no tenía casi aceptación como eventual primer ministro, algo que se viene repitiendo desde hace meses, su discurso, más allá de su valoración, fue el más apreciado

La Socialdemocracia recupera su condición de primer partido, pese a que algunos “ expertos” no crean que se deba al liderazgo de Juholt. Sin embargo, nada está decidido y el nuevo líde socialdemócrata deberá probar con hechos sus buenas intenciones. Ya  va ganando la partida a los muchos discípulos de Murdoch que habitan en nuestros medios. Pero los escollos, hasta dentro de su propio partido, serán muchos

Lo afirmado en esta crónica no implica ninguna predicción para las elecciones del 2014, que en un mundo tan dramáticamente cambiante, parecen muy lejanas. Nuevas inquietantes realidades, la previsible quiebra de Estados Unidos,  la crisis de la zona euro y no menos los desajustes cada vez más frecuentes causados por el cambio climático,  pueden dar un giro inesperado a los cambios esbozados en la Semana de Almedalen.  12-07-2011




Comparte


Noticias relacionadas de Suecia

✅ El miedo se extiende en los suburbios
✅ Ahora se trata de poder actuar con rapidez si es necesario
✅ Quiénes somos
✅ Los medios extranjeros y la estrategia sueca
✅ Astra Zeneca pausa prueba de vacuna tras caso de enfermedad

Te puede interesar!

Ahora se trata de poder a
Chile: Cómo se construye
El pacto secreto entre la


Leonard Cohen y Marianne:
Inteligencia artificial:
La realidad no existe has

Ultimas Noticias

De interés

Consultas Servel Chile
Chile a 40 años del Golpe”  title=”Chile a 40 años del Golpe”  border=
Punto Final”  title=”PuntoFinal”  border=
Premio Nobel
Biblioteca Nacional
Memoria chilena
Cine chileno
Ñuque Mapu
Ñuque Mapu
estocolmo