MENU News Mundo Politica Cultura DD.HH. SiteMap Contacto
Pronunciado descrédito del gobierno conservador de Suecia

Suecia | Columna de Cándido
Publicada:2012-05-01
Por Cándido

Si las elecciones generales de Suecia previstas para el 2014 se realizaran hoy, la alianza de partidos de derecha liderada por el Conservador, las perdería por varios puntos, y la oposición lograría mayoría absoluta en el Parlamento. Tal lo que certifican, en forma unánime los numerosos sondeos de opinión realizados durante algunas semanas atrás y hasta el presente. Lo único que ofrece más de un pronóstico es la dimensión de la derrota, que oscila entre el 4 y el 10%.



Los datos más relevantes de esta nueva situación son la notable recuperación de la socialdemocracia – que en el lapso de dos meses pasó de un 23,7 al 35,6% y , paralelamente, el retroceso del Partido Conservador que había sido el principal beneficiario de la debacle de su principal adversario sustituyéndole en la condición de partido mayoritario.

El panorama se complica aun más para el gobierno, si se tiene en cuenta que los otros tres partidos menores que lo integran, con una gran diferencia de fuerza electoral, el Liberal, Centro, y Democristiano, también han perdido apoyo con relación al caudal de votos obtenidos en las pasadas elecciones del 2010. Sin atenuantes para este último que, de acuerdo a reiterados sondeos, quedará fuera del Parlamento en la legislatura que surja después de la elecciones del 2014. Y el del Centro se encuentra en ”zona de peligro” al superar escasamente la temida barrera del 4% de los votos.

En esta lucha por la supervivencia, cada uno de dichos partidos, intenta afirmar un perfil propio con iniciativas que no siempre son compartidas por el partido mayor, ni entre ellos, lo que naturalmente resiente la cohesión del gobierno en minoría de Fredrik Reinfeldt.

El apoyo crítico por parte de los medios, especialmente el de la televisión (SVT) con que ha contado el gobierno y, sorprendente mente la figura del primer ministro Reinfeldt, no han logrado disimular las enormes carencias que, en cuestiones fundamentales los electores pueden comprobar. En una enumeración no exhaustiva cabe mencionar:
Absoluto descuido en la adopción de medidas destinadas a disminuir las emisiones de gases perjudiciales para el ecosistema.

Privatizaciones en sectores como la salud, educación y atención de los ancianos que han sido siempre priorizados por los ciudadanos y por los que reiteradamente han declarado estar dispuestos a pagar más impuesto con el fin de mantener su nivel.

Implantación de un sistema impositivo que ha favorecido a los mejor situados y aumentado la brecha entre ricos y pobres.

- Vinculado en parte a esta política, un deterioro creciente del clima social, y un incremento de la criminalidad organizada ante la cual parece no haber posibilidades de contención.

Participación creciente en guerras como la de Afganistán, perdidas de antemano como lo señalan todos los expertos, sacrificando jóvenes soldados compatriotas por causas menos altruistas como las que se dice defender.

A ello debe agregarse escándalos como el de Carema o el no concluido, de las asistencia militar a la cruenta dictadura de Arabia Saudí que ya costó la cabeza del ministro de Defensa
Y que puede no ser la última.

Ello es más que suficiente para explicar la mutación electoral reseñada. Pero no garantiza que este esquema permanezca inmutable hasta setiembre del 2014.

Este pronunciado cambio del mapa electoral coincide en el tiempo con la sustitución en la presidencia del Partido Socialdemócrata, del controvertido Håkan Juholt por el líder del poderoso sindicato del Metal, Stefan Löfven. Designación un tanto sorpresiva ya que Löfven, no pertenecía a la élite política del partido, al punto de que ni siquiera ha sido parlamentario.

Pero es un dirigente sindical respetado, fogueado en la polémica y, aparentemente, sin ningún ”cadáver en el ropero” como ocurre con muchos políticos suecos que paralelamente a sus cargos públicos mantienen conexiones con poderosos lobbys, que comprometen su ética política, aunque extrañamente no existan disposiciones que se lo impidan.

En medio de la crisis interna entre partidarios y detractores de Juholt, que vivía entonces el partido –analistas apresurados, anticipaban su extinción con titulares tales como “había una vez un partido…” la elección de Löfven representó una solución unifica-dora.

La crisis ideológica que vive el partido, parte de la que vive la socialdemocracia europea, aunque con rasgos específicos en cada país, permanece y probablemente se intensificará con la actual, profunda, no solamente económica sino también ideológica y ética, que corroe a Europa en su conjunto.
30-04-2012


Comparte


Email Facebook Twitter Addthis Gmail Print Google Translate

Noticias relacionadas de Suecia

✅ Andreas Norden: Stefan Löfven recibe la tarea de ondear
✅ Óscar Muñoz, Premio Hasselblad 2018
✅ Ulf Kristersson hace publico sus prioridades políticas, sin informar a sus colegas.
✅ Suecia: Stefan Löfven lidera un gobierno de transición
✅ 324 político Moderados: Son apoyados en el Parlamento y comuna por SD

Te puede interesar!

Andreas Norden:...
Buenos días, L...
Óscar Muñoz, ...


¿El ensayo de ...
China compite p...
La realidad no ...




Aquí puedes buscar otros artículos de Alberico Lecchini, Marisol Aliaga, Víctor Montoya, Gutemberg Charquero, Javier Claure C. y Jorge Majfud con fecha - nombre del artículo- o bien del autor.

Anuncio google
estocolmo_agenda
Actividad
Actividad

Ultimas Noticias

Edelstam
Gallery
Gallery
Gallery
logo Nobel
logo Nobel

Cell styling

Highlight cell
Alert cell